Pueblos germánicos: origen, organización social y expansión territorial

Pueblos germánicos: origen, organización social y expansión territorial. El pueblo germánico son grupos étnicos indoeuropeos establecidos originalmente en el norte de Europa.

La mayor fuente de conocimiento que tenemos de los alemanes data del gobierno de Julio César (100 a. C. – 44 a. C.), cuando el emperador romano libró varias guerras contra estos pueblos.

Origen

Los pueblos germánicos habitaban el norte de Europa, donde ahora se encuentran países como Alemania, Austria, Dinamarca, Noruega, Suecia, los Países Bajos, Bélgica, Luxemburgo, el Reino Unido y parte de Francia.

Como no tenían alfabeto, no hay fuentes escritas por las propias tribus germánicas. Por lo tanto, la evidencia arqueológica es esencial para descubrir cómo vivían estos pueblos.

Mira el mapa a continuación donde se encontraban los principales reinos germánicos:

Reinos germánicos después de la caída del imperio romano

Tribus germánicas

Las principales tribus germánicas son:

  • Alamanos
  • Alanos
  • Bávaro
  • Francos
  • Frisón
  • Lombardos
  • Normandos
  • Avestruces
  • Sajones
  • Suevi
  • Vándalos
  • Vikingos
  • Visigodos

Organización social

Encontramos la división del trabajo por sexo con la mujer responsable del trabajo en el campo, en el hogar y del tejido. Llevaban ropa de lana o tela, que podría ser blanca, negra e incluso teñida de rojo.

Los hombres, a su vez, se dedicaban al pastoreo, la caza y la guerra. Esta era una actividad constante, ya que las tribus vivían en guerra entre ellas.

A pesar de la división del trabajo entre los sexos, las mujeres ocuparon un lugar especial dentro de la jerarquía tribal, ya que eran sacerdotisas, sanadoras, comadronas y videntes.

Puede Interesarte:  Animales vertebrados e invertebrados – Niños
Apariencia de guerreros alemanes en una ilustración del siglo XX

Organización política

Antes de la consolidación de los reinos germánicos, después de la caída del imperio romano, la organización de las tribus no tenía una jerarquía rígida.

Los reyes, los señores de la guerra y los sacerdotes tenían un poder circunstancial basado en el consenso. Las decisiones a menudo se tomaban por unanimidad mediante aclamaciones en las asambleas de hombres libres.

El grupo familiar fue muy solidario y colectivamente responsable, especialmente por venganza o pago de wergeld.

Esta fue una característica sorprendente de la ley alemana. Si una persona fuera asesinada o herida, el clan podría hacer lo mismo con el agresor. Si el wergeld Si no se materializaba, las tribus tenían deudas de sangre con el otro clan.

Casas y comida

Las tribus germánicas vivían en casas comunales construidas de madera y arcilla, donde vivían hombres y animales. Una tribu no tenía más de 20 casas.

Se alimentaban de nueces, raíces y tubérculos. Su actividad principal era el pastoreo, pero rara vez comían carne.

Los pueblos germánicos practicaban la agricultura y dejaban grandes espacios de tierra libre alrededor de sus tribus, que servían como pasto para el ganado.

Mitología germánica

La mitología germánica es muy similar a la mitología nórdica, hasta el punto de que algunos estudiosos usan los términos como sinónimos.

Adoraban a varios dioses que personificaban la naturaleza, las virtudes y los defectos de los hombres como era costumbre en el paganismo..

Por esta razón encontramos la Valquiria y los dioses Odin. Thor y Freya, tal como existen en las leyendas escandinavas.

Contacto con el imperio romano

Las primeras fuentes escritas sobre los alemanes provienen de la observación del emperador Julio César y el historiador tácito, autor del libro “Germania

Puede Interesarte:  Fases del capitalismo

El emperador Julio César describió a los suevos como sigue:

Los alemanes son increíblemente altos e increíblemente valientes; hábil con sus armas e incluso su mirada es insoportable de enfrentar.

Fue César quien llamó “germánicos” a todos los habitantes del este del río Rin. Sin embargo, las tribus germánicas estaban lejos de ser un bloque homogéneo y algunas incluso eran enemigas entre sí.

Caída del imperio romano

A pesar de las constantes guerras e invasiones, algunas tribus germánicas eran parte del Imperio Romano. como miembros federados o fueron contratados como mercenarios.

Sin embargo, el debilitamiento del ejército romano y la expansión misma de las tribus germánicas finalmente derrotaron al Imperio cuando Roma fue conquistada en el año 476.

Cada tribu se instala en varias partes del antiguo imperio, adapta la ley romana a su realidad y se cristianiza gradualmente. Esta fusión dará lugar al Sacro Imperio Romano.

Deja un comentario

UnComoHacer
ForoPc
Tarabu
Tecnomaniacos
UnMeroTecnologico
VidaParalela
Nekuromansa
Superfantasy