Portafolio del redactor publicitario: creación y diseño, +5 ejemplos

Portafolio del redactor publicitario: creación y diseño, +5 ejemplos

El mercado de la redacción está sobresaturado, es un hecho. Y aunque todavía hay menos especialistas que ejecutantes en general, la competencia sigue siendo muy alta. Un portafolio bien diseñado aumenta las posibilidades de que un redactor se haga notar y consiga un encargo rentable.

Este artículo explica cómo debe hacer un portafolio un redactor publicitario, dónde ponerlo y por qué es necesario en primer lugar.

Lee también: Los 10 mejores cursos de copywriting

Cómo diseñar un portafolio para un redactor publicitario – consejos y trucos

Lo primero es lo primero: por dónde empezar y qué es importante saber al crear una cartera.

Por qué un redactor necesita un portafolio

Un portafolio muestra a los clientes potenciales tu nivel de habilidad e influye en su decisión de contratarte o no como contratista.

Por supuesto, mucha gente elige a la persona que quiere contratar basándose en los resultados de las tareas de prueba. Pero si hay muchos solicitantes, puede que nunca tengas la oportunidad de ser contratado. Aunque aceptes el trabajo de prueba, mientras el cliente compruebe los comentarios de todos los solicitantes, podrá elegir un redactor de entre los primeros que hayan enviado el trabajo de prueba completado. Puede que no quiera leer el resto de los textos, y tu obra puede estar entre ellos.

Un portafolio te permite destacar inicialmente entre otros artistas. En primer lugar, un cliente potencial puede buscar tu cartera antes de que publiques tu trabajo. Si les interesa, lo más probable es que te ofrezcan el trabajo fuera de la competencia. Si compites con otros artistas y tu portafolio es de su agrado, lo más probable es que sean de los primeros en ver tu portafolio de prueba. Lo que también aumenta las posibilidades de que consigas el trabajo.

En cualquier caso, tener una cartera es siempre una ventaja para el contratista.

Además de destacar entre tus competidores, una cartera es una forma de filtrar los pedidos baratos. Puedes (y debes) indicar en él el precio de tus servicios, para que no acudan a ti clientes con proyectos poco rentables.

Esto es interesante: Cómo escribir un artículo en 3 horas

Cómo un redactor publicitario puede construir un portafolio

Primero recopilamos el trabajo y lo preparamos para publicarlo, y luego diseñamos el propio portafolio.

Recoger y preparar el material para el portafolio

Tienes que entender que el cliente no va a leer todos tus textos, simplemente no tiene tiempo para ello. El número óptimo es de 10 a 15, preferiblemente en áreas diferentes (si trabajas en varias áreas). Si consigues estructurarlas adecuadamente, puedes tener más. Lo principal es que el cliente no se confunda con ellos y pueda encontrar el ejemplo adecuado de inmediato.

Primero recogemos los textos y luego los diseñamos.

Reunión:

  • Recoge todo el trabajo que tengas.
  • Selecciona las obras que quieras publicar (algunas de las mejores).
  • Si trabajas en varias áreas y quieres poner el portafolio en tu sitio web, piensa en las secciones de antemano. Por la dirección de la redacción o por el tema de los artículos. Puedes añadir 5 obras a cada sección.
  • Discute con el cliente la colocación de las obras en tu cartera. Si el artículo se publica, obtén permiso para enlazarlo en el sitio web del cliente.
  • Discute las cuestiones de autoría. Si originalmente aceptaste cooperar con la condición de que los artículos se publicaran en el sitio del cliente en tu nombre, no habrá problemas. Si los artículos se publican en nombre del consejo de redacción o sin autoría alguna, debes discutirlo con el cliente. Es poco probable que añada deliberadamente el nombre del autor por el bien de tu portafolio, pero al menos vale la pena acordar que el cliente no hará reclamaciones contra ti después de publicar el trabajo en el portafolio y no impugnará tu autoría.
  • Obtén comentarios sobre el artículo (si puedes). Puedes obtener comentarios no sobre el artículo, sino sobre la colaboración contigo en general.
Puede Interesarte:  20 ideas de negocio para una ciudad pequeña: qué tipo de negocio empezar desde cero

*Si eres principiante y aún no tienes muchos pedidos, puedes hacer un curso de redacciónEn el transcurso del cual escribirás varios trabajos para tu portafolio. También puedes escribir textos específicamente para demostrar tus habilidades a los clientes.

Preparación:

  • Relee todo el trabajo. Si hay errores, corrígelos inmediatamente. Si hay obras que no han sido publicadas en ningún sitio y no han sido pagadas, pueden ser retocadas. Con el tiempo, el redactor gana experiencia y visión: puede releer un artículo antiguo y escribir uno mejor. Es mejor no hacerlo con los trabajos publicados, sino publicarlos tal y como los acepta el cliente.
  • Cada trabajo debe tener un título corto y una descripción, como “Artículo para la página principal del salón de belleza” o “Noticias sobre el tema del marketing en Internet”. Para que el cliente pueda abrir inmediatamente el texto que le interesa y leer exactamente eso, en lugar de leerlo todo seguido.
  • Si pones un portafolio en tu sitio web, además del título, puedes indicar brevemente cuál fue tu tarea.

Por ejemplo, el tema es “El mejor momento para publicar en Instagram“. El objetivo es dar a los lectores una idea del mejor momento para publicar posts, storis, vídeos, Reels en Instagram. El resultado (o el resultado) es un artículo detallado sobre lo que influye en el momento de publicar en Instagram, cómo elegir este momento tú mismo, qué servicios utilizar y si debes confiar en la investigación de otras personas a la hora de elegir el momento.

  • Elegir el formato de publicación. Hay algunos puntos importantes aquí. Si no los tienes en cuenta, puedes causar problemas al cliente o dañar tu reputación.

Los matices de la publicación del trabajo en diferentes formatos:

– Si el texto ya está publicado (o no está publicado pero se ha pagado), publica un ejemplo como una captura de pantalla o un archivo PDF. Si pones el artículo en formato de texto, se indexará. Si un cliente lo coloca en su sitio más tarde que tú, no será único para él. Esto está plagado de reclamaciones del cliente y de una reputación arruinada. Alternativamente, oculta la página y todo su contenido de la indexación, si sabes cómo hacerlo.

Tampoco debes publicar tu trabajo en Word ni en ningún formato en el que se pueda descargar el texto. Los visitantes inescrupulosos del sitio pueden robar el texto y colocarlo en sus recursos. O venderlo.

*Por cierto, los archivos PDF también se indexan si se guardan en formato de texto y no en formato gráfico. Visualmente son prácticamente iguales, pero en el primero el texto se puede copiar, y en el segundo se guarda como imágenes. El formato final del texto en PDF depende del software en el que se haya guardado el archivo o del conversor de PDF.

– Los textos publicados también pueden mostrarse como enlaces a los mismos (que conducen al sitio web del cliente).

– Coloca como artículo en una página del sitio web o en un PDF de texto sólo aquellos trabajos que no hayan sido aceptados y pagados por los clientes. Por ejemplo, las que has escrito específicamente para la cartera. O las no aceptadas pero corregidas textualmente.

– Si se trata de un texto para una publicación impresa y el cliente no tiene previsto ponerlo en línea, puedes ponerlo como texto abierto para su indexación. Pero, de nuevo, si has hablado de ello con el cliente y le parece bien. Otra cosa es que después de un tiempo pueda cambiar de opinión o que un empleado de la empresa cambie. Así que es un riesgo en cualquier caso.

Dónde diseñar y publicar el portafolio de un redactor publicitario

Opciones de colocación:

En las redes sociales. Instagram, por ejemplo. Pero esta variante no es muy conveniente. En primer lugar, algunas redes sociales indexan los textos, lo que significa que no debes publicar artículos en forma de posts: empeorarás las cosas para ti y para tus clientes. En forma de capturas de pantalla no son muy cómodas de leer. Es posible colocar un enlace a tu portafolio en la descripción de tu perfil (por ejemplo, un enlace a un archivo con ficheros PDF), pero el cliente tiene que encontrar ese enlace.

Una buena opción es crear un enlace múltiple. Esto se vería como una mini-página con enlaces separados a las carpetas de artículos. Por ejemplo, en Google Drive. O a los artículos publicados.

Puede Interesarte:  Cómo hacer que tu historia de Instagram sea bonita: +26 consejos para que tus historias queden bien

*Instagram es bueno para promover una marca personal. Puedes atraer a clientes potenciales sólo con tus publicaciones. Pero tendrás que trabajar mucho en las fotos.

Ejemplo de un redactor publicitario que se promociona en Instagram (@tanchittas, quizá quieras comprobarlo para inspirarte):

Ejemplo de uno de sus posts:

En los intercambios de redacción y el trabajo por cuenta propia. Puedes incluir una breve descripción sobre ti mismo y enlaces a tu trabajo en tu perfil. También en los intercambios los clientes suelen dejar opiniones, es decir, no necesitas recogerlas por separado. Es cierto que la desventaja de los intercambiadores es que la mayoría de ellos tienen tarifas bajas. Normalmente, los principiantes empiezan con las bolsas de valores.

En tu página web. Un portafolio en un sitio web personal tiene un aspecto más profesional que un texto en las redes sociales o un documento PDF. Pero es más difícil diseñarlo + supone un coste adicional. Podrías combinar la promoción a través de Instagram y un sitio web, como hizo la redactora @tanchittas en el ejemplo anterior.

Si sabes al menos un poco de WordPressPuedes encontrar alojamiento barato y hacer un sitio sencillo o una página web en este motor. Los únicos costes serán los del dominio y el alojamiento. Para WordPress también crearon sus diseñadores, pero en su mayoría son ingleses: Elementor, SiteOrigin, Beaver Builder, Live Composer, Landing Page Builder de PluginOps.

Ayuda: Los 10 mejores sitios de alojamiento de sitios web

Si nunca has hecho un sitio web, puedes montar un sitio web sencillo pero visualmente atractivo en un constructor de sitios web. Un constructor de sitios web es más fácil de entender que un motor. Postium.ru tiene un artículo con un resumen de los diseñadores populares. Tienen planes gratuitos, pero con funcionalidades limitadas, subdominios poco atractivos como blablabla.tilda.ws/página123 y anuncios.

*Muchos proveedores de alojamiento también tienen sus propios constructores sencillos con plantillas y tarifas bajas.

Si buscas una opción gratuita sobre cómo crear un portafolio para un redactor principiante, puedes crear una página en el servicio Google Sites. Pero será sin un dominio personal.

En los servicios de creación de carteras. Hay servicios específicamente diseñados para el diseño de carteras. Funcionan según el principio de un constructor. La mayoría están en inglés, de los servicios en ruso, Portfeel y Portfoliobox.

Dónde poner un enlace a un portafolio

Pongas lo que pongas en tu cartera, sigue siendo necesario que la encuentren y la lean. Deberías poner un enlace al portafolio donde los clientes potenciales puedan mirar:

  • en tu página de redes sociales (en tu biografía y/o en un post adjunto);
  • En las obras;
  • en la redacción de textos publicitarios y en las bolsas de trabajo autónomo (si buscas encargos en ellas);
  • En sitios de búsqueda especializados como LinkedIn;
  • en grupos de redes sociales y temas de búsqueda de empleo (si se publica un anuncio de búsqueda de empleo);
  • en listas de correo con una oferta comercial;

*También es una buena idea asegurar un enlace al portafolio en tu firma en el correo electrónico del trabajo, si utilizas esta forma de comunicación con los clientes potenciales.

Cómo hacer un portafolio en el sitio web

Ya hemos comprobado que las obras pueden tener formato de texto abierto (pero pueden ser indexadas si no estableces una prohibición). También puedes presentarlas como imágenes, pero esto sólo es adecuado para trabajos pequeños. La tercera opción – archivos PDF (de nuevo, recuerda lo de la indexación, si queremos evitarla, la guardamos en PDF gráfico). La cuarta opción – enlaces a artículos ya publicados que llevan al sitio del cliente.

Consideremos un ejemplo de diseño de cartera en un sitio web personal.

Cómo diseñar la sección de portafolio de un sitio web

Tienes que crear secciones en el sitio web para cada área de redacción o tema. Ejemplo: artículos sobre negocios, entrevistas, artículos sobre psicología de las relaciones, artículos sobre hombres y mujeres.

Matiz: Es mejor elegir imágenes diferentes para las categorías o no utilizar imágenes en absoluto, pero, por ejemplo, añadir un logotipo antes del nombre de la sección. En este ejemplo, las imágenes se mezclan visualmente y no queda claro inmediatamente dónde hacer clic. Esto es una desventaja. Pero la esencia del diseño, creemos, está clara.

Si haces clic en una sección concreta, se abre una lista de artículos.

Puede Interesarte:  Cómo funcionan los servicios para Instagram tras el bloqueo de la red social

De nuevo, podrías no molestarte tanto, sino hacerlo como un botón con nombres o como un menú acordeón (cuando haces clic en el nombre de una sección y se abren subsecciones adicionales). Por ejemplo, así:

Si haces clic en “Leer”, se abrirá un artículo completo (esperemos que esté oculto a la indexación).

Al final del artículo está el nombre de la revista en la que se publica.

*Este redactor tiene otro truco interesante en caso de que tengas muchos textos y quieras mostrarlos todos. Puedes hacer un libro en PDF con todos los artículos y ofrecerlo para su descarga a quienes quieran estudiar más de tu trabajo.

O asigna una sección separada en el sitio web para el libro.

Qué secciones deben añadirse al sitio web

Aparte de la propia cartera, el sitio web necesita secciones adicionales. Ayudarán a los clientes a saber más sobre ti, a comprobar los precios, a descargar un resumen y a encontrar contactos.

1. Una breve historia sobre ti. Permite a los clientes saber quién eres y de qué eres capaz. Qué formación tienes, cuántos años llevas escribiendo, qué logros tienes en este campo. Si has hecho cursos de redacción publicitaria – indican que. Basta con escribir unos 500 caracteres sin espacios (hasta 1000). Especifica sólo lo que es relevante para el trabajo.

*Puedes añadir una foto tuya si lo deseas. Aunque la mayoría de los redactores creen que tener una foto es importante, en realidad lo que importa al cliente es tu nivel de profesionalidad.

2. Enumera los tipos de textos o áreas con los que trabajas. Por ejemplo: textos de ventas, noticias, reseñas, fichas de productos para tiendas online, artículos informativos para blogs, textos para boletines de noticias por correo electrónico.

También vale la pena especificar un tema con el que hayas trabajado o con el que estés familiarizado.

3. El propio portafolio con ejemplos de trabajo. Los ejemplos muestran a los clientes de lo que eres capaz como artista.

4. Precio. Una lista de precios preparada te ahorrará preguntas sobre los precios y eliminará a algunos de los clientes con precios más baratos. Especifica el precio según tu forma de trabajar: la tarifa por 1.000 caracteres sin espacios o la tarifa por artículo. Al especificar la tarifa, también debes especificar todas las condiciones: volumen, tipo de artículo.

Si el precio depende del tipo de texto (artículo de venta, informativo, noticias), especifica lo mismo en la lista de precios.

Si trabajas en prepago, especifica también.

Es importante: También debes especificar en la lista de precios cómo quieres recibir el pago: a qué sistemas de pago y con qué periodicidad.

5. Datos de contacto. Aquí especificamos todas las formas de contactar contigo. Para cada método, es mejor especificar un momento en el que puedas dar una respuesta precisa. Para que no te escriban por la noche, los fines de semana o cuando estés ocupado haciendo otras cosas. Pero esto queda a tu discreción.

6. Testimonios. Este es un elemento opcional, pero si tienes reseñas de clientes reales, publicarlas será una ventaja. Pero en ningún caso, no escribas tú mismo críticas falsas. Esto no es ético, y esas críticas son fáciles de detectar. Es mejor entonces no poner reseñas en tu cartera si no tienes ninguna.

Si no sabes cómo recoger las opiniones, nuestro memorándum te resultará muy útil. La forma más sencilla es dejar un botón en el sitio web para recoger las opiniones o pedir al cliente que escriba su opinión en un mensajero.

7. Breve. Si quieres que te envíen inmediatamente unos TdR claros, vale la pena publicar un escrito. No tendrás que sacar la información correcta del cliente ni perder el tiempo negociando. Puedes ponerlo en la web como un documento a rellenar o como un formulario. Los formularios de Google también funcionan.

8. Blog. No es necesario que lo hagas, pero si quieres atraer clientes desde los motores de búsqueda y parecer un experto a sus ojos, puedes hacerlo. Si tienes tiempo para hacerlo, por supuesto. Por ejemplo, puedes crear un blog para clientes con consejos como: cómo hacer una RPT competente, cómo entender si necesitas un blog, dónde encontrar un redactor, cómo evaluar el nivel de su profesionalidad.

*Como mínimo, puedes obtener ingresos extra de llevar un blog de este tipo.

Conclusión

Un portafolio para un redactor publicitario es una prueba de profesionalidad. En primer lugar, los clientes se preocupan por la calidad de los textos. Porque con malos textos, ningún diseño puede salvarlos. Si tu redacción está bien, intenta que tu portafolio tenga un aspecto profesional. Esto también afecta a la impresión del ejecutante. No olvides poner un enlace al portafolio en los sitios donde hay clientes.

Artículos útiles:

Deja un comentario

UnComoHacer
ForoPc
Tarabu
Tecnomaniacos
UnMeroTecnologico
VidaParalela
Nekuromansa
Superfantasy