Outsourcing: qué es, ventajas y desventajas

Es normal que en algún punto del camino cualquier líder empresarial se detenga a cuestionar nuevas maneras de adaptar las relaciones laborales dentro de su empresa; formas de dividir áreas de trabajo, atributos con los que han de contar futuros trabajadores y diferentes esquemas de contratación, son algunos de los puntos clave. Atendiendo a todos ellos, surge una interrogante ¿Qué tan conveniente es tercerizar las contrataciones? parece que mucho, considerando el éxito que tiene el outsourcing.

Outsourcing, el modelo laboral que marca tendencia:

Aunque rodeado de mucha polémica, el outsoucing servicios es hoy en día un modelo laboral que goza de gran popularidad, visto por muchos, como la solución definitiva a los conflictos laborales, mientras que sus detractores opinan que no es más que un retroceso en los derechos de los trabajadores.

¿Qué es el outsourcing?

En líneas generales, el término con el que se define la subcontratación de terceros a fin de que se encarguen de algunas actividades complementarias a la actividad principal, dentro de una empresa, es decir, la misma externaliza parte de su actividad para ser gestionada por una empresa externa. ¿Por qué utilizar outsorcing? es empleado por tres razones elementales:

  • Centrarse y mejorar ciertas funciones
  • Potenciar el rendimiento y la eficiencia economizando tiempo
  • La suma de las dos anteriores.

De ello que, por antonomasia, es utilizado en aspectos claves, por ejemplo, el manejo de la nómina; si bien es una actividad obligatoria de todo negocio o empresa, existen firmas especializadas que encargadas de hacerlo mejor, con el plus de que costará menos respecto por prescindir de un departamento de nómina, pues entra en acción el outsourcing empresa.

Bastará con proveer de la información básica, para que la firma en cuestión haga el resto calculando pagos y llegando hasta los empleados los cheques. Otro ejemplo claro, es el servicio de computadores, los cuales, al ser alquilados, incluyen en el coste mantenimiento, reparación y actualización, evitando pagos innecesarios de personal y renovación.

Pero esas son apenas dos, de la cantidad de cosas que es posible contratar bajo outsourcing – puesto que es aplicable a cualquier proceso – tras cotejar que resulta más rentable respecto a lo que significaría hacerlo por sí mismos.

Puede Interesarte:  Carta de Recomendación Personal Word

Aspectos a considerar antes de hacer outsourcing:

Si bien en la mayoría de las veces resulta más económico contratar, es necesario tomar en cuenta ciertos aspectos previos, adicionales a los costos ¿Cuáles? los enumerados a continuación:

  1. Revisar la trayectoria de la firma que se pretende contratar, indagando entre antecedentes, referencias y nivel de experiencia.
  2. Conocer, en la medida de las posibilidades, la opinión de empresas que haya realizado outsourcing en el área que se tiene pensado contratar.
  3. Delimitar la importancia del área o la función a contratar, pues de considerarse vital para el funcionamiento de la empresa, conviene no darla en subcontratación.

Ventajas y desventajas del outsourcing

La razón por la que la contratación de personal a través de una empresa externa esté tan de moda en los departamentos de Recursos Humanos radica en que es un procedimiento que acarrea numerosas ventajas cuando es bien aplicada, ya que supone un ahorro de hasta el 50% de los gastos.

Sin embargo, el panorama puede cambiar en función del tipo de negocio y la manera de ejecutarlo, haciendo imperioso analizar primero el impacto que tendrá en la empresa antes de ponerlo en práctica, asimismo conocer los pros y contras de hacer outsourcing; a su favor:

  • Posibilidad de disminuir costes referentes a manufactura y equipo; gastos por contratación de personal y recursos humanos representarán un significativo ahorro.
  • Capacidad de respuesta oportuna, además de mejor adaptación frente a los cambios del negocio, operaciones y costes en función a las demandas del mercado actual.
  • Incrementar la disponibilidad de recursos humanos y tecnología, obteniendo así más favorables en lo que concierne a la calidad del puesto, pues se busca personal con perfiles acordes a cada vacante.
  • Centrar los esfuerzos en áreas puntuales del negocio, lo que se traduce a una mejor gestión empresarial, haciéndola competitiva y aumentando su rentabilidad al poder dedicar tiempo a actividades prioritarias y estratégicas.

Puntos en contra de aplicar el outsourcing:

Una de las principales desventajas de la subcontratación se deriva de dependencia que puede crearse hacia el proveedor del servicio, lo que a su vez puede desencadenar que los costes del proceso terminen superando los cálculos previstos. Por otro lado:

  • Cabe la posibilidad de que la empresa proveedora sea negativa o deficiente a nivel productivo, adicional a perder el control sobre la producción.
  • Puede contribuir a la explotación y deshumanización del trabajador, ya que es posible que los mismos se sientan alineados o fuera del negocio, desembocando estancamiento y falta de resultados.
  • En el offshoring – subcontratación de servicios para una empresa en otro país para aminorar gastos en mano de obra – se incrementa la probabilidad de despidos de los trabajadores.
  • Lo no prioritario es gestionado por agentes externos, existiendo menor compromiso implícito por parte del personal contratado, adicional a que la rotación continua, prescinde de gente experta y especializada en una determinada área de trabajo.

¿Outsourcing o tercerización?

Pese a que los términos suelen ser indistintamente utilizados, existe un punto en el que difieren; mientras que el outsourcing supone la asignación de un trabajo a una empresa fuera del país de origen de la contratante, la tercerización se refiere a los contactos y transacciones dentro del mismo territorio.

Puede Interesarte:  ¿Consultoría Gratis? o ¿Vendedor de servicios enmascarado?

¿Qué responsabilidades se tienen al contratar por medio de terceros?

Lejos de lo que se especula, la contratación de este esquema de trabajo no exime a la empresa en lo concerniente a la responsabilidad para con sus empleados, del mismo modo, continúa estando obligado a cumplir los lineamientos marcados por la ley de trabajo de cada país.

Otra duda recurrente es si el outsourcing viola los derechos laborales; en este sentido, mientras que la empresa disponga de los elementos materiales necesarios para encarar las obligaciones laborales, no estará incurriendo en ninguna violación.

¿Cómo iniciarse en el mundo del outsourcing?

Como se comentaba al comienzo el outsourcing es un sistema altamente demandado en los últimos años dentro del sector empresarial; no obstante, entrar en él no es una decisión que deba tomarse a la ligera. La mayoría de los empresarios aconsejan como primer paso, analizar con detenimiento cada aspecto a fin de establecer qué tan viable es su puesta en marcha.

Determinado que el sistema de contratación es la mejor opción para la empresa, el siguiente paso en la lista es encontrar la empresa que prestará el servicio, lo cual igualmente requiere constatar ciertos parámetros, entre ellos:

1.      La situación económica y legal:

La prestadora de servicios que se pretende contratar, no solo debe estar solvente a nivel económico, sino contar con un domicilio fiscal y laboral certificado; en este punto es crucial encontrar referencias de otros usuarios.

2.      Disponibilidad de elementos materiales:

Conviene de igual forma, comprobar que la prestadora de servicios en cuestión disponga de los elementos materiales necesarios para encarar las responsabilidades patronales que se devengan de la actividad comercial entre ambos, de lo contrario, podría traducirse en un verdadero dolor de cabeza a corto plazo, pues es probable que no pueda hacerles frente a sus obligaciones.

Recomendaciones adicionales:

La alta demanda del sistema ha conllevado a la aparición de un sinfín de empresas dedicadas a prestar el servicio; esto anudado a que se trata de un tema, cuya decisión impacta directamente a la empresa – sea de forma positiva o negativa – lo recomendable es acudir a un abogado y especialista contable de confianza con los que analizar en conjunto, las ventajas y desventaja que supondría el esquema de subcontratación.

Una vez cerrado el trato, conviene cerciorarse no solo de estar recibiendo lo que por derecho corresponde en calidad de cliente, sino de cumplir con la obligación laboral para con los empleados al verificar la ejecución mensual de los pagos puntuales de la outsourcing contratada, así como del cumplimiento de las prestaciones de carácter social de los trabajadores.

Puede Interesarte:  ¿Desarrollar software internamente o contratar un proveedor?

La clave del éxito en el mundo del outsoursing:

A estas alturas, es normal que esté una inquietud en el aire ¿Cómo aplicar el outsoursing sin morir en el intento? pues bien, aunque no existe una fórmula que garantice el éxito, la norma básica y más importante es no procurar al sistema ninguna de las funciones o áreas consideradas como fundamentales para la empresa al sistema.

Para entenderlo mejor, se toma el ejemplo de Microsoft una empresa multinacional que, bajo ninguna circunstancia, haría outsourcing en sus labores indispensable como las vinculadas a la programación o al desarrollo de su software, pero que si bien podría ponerla en práctica a la hora de canalizar las labores del servicio de aseo de sus cuarteles generales.

Outsourcing de impresión

Otra buena manera de entender el sistema es desde la perspectiva de sus aplicaciones; para muestra el outsourcing de impresión; se trata de un tipo de subcontratación bastante demandado por aquellas empresas que requieren constantemente servicios de impresión de documentos y otros materiales.

A través de la contratación, la empresa original se despreocupa de las impresiones y las copias, pasándole la responsabilidad a la empresa contratada de encontrar los canales necesarios para mejorar la calidad y reducir los costos en dicha área, ya que será la misma, la que se encargue tanto de gestionar los equipos de impresión, como del suministro de entrada y la asistencia técnica.

¿Me conviene aplicar o no outsourcing en mi empresa?

Tras haber evaluado sus características, principales aspectos, puntos a favor y en contra, puede decirse que, sin importar la dimensión de la empresa – o que se trate del desarrollo de webs – hacer outsourcing es bueno siempre que no se tome a la ligera, de lo contrario, es probable tener que acarrear consecuencias negativas derivadas de altos costos y posibles interrupciones del negocio.

Asimismo, cabe enfatizar en lo esencial de considerar la parte legal del contrato, esto implica, asentar muy bien las condiciones y sanciones en el supuesto de incumplimientos por parte de la firma contratista.

El outsourcing es más que subcontratación:

Si bien, tiene mucho de subcontratación, el método va más allá, puesto que persigue la optimización de tareas no fundamentales de una empresa a través del establecimiento de alianzas con firmas colaboradoras, traduciéndose a mayor eficiencia con menos esfuerzo y a menor costo.

Entonces ¿es solo externalización? debido a que el proceso se define como la actividad con la que una organización puede incrementar su capacidad para desarrollar cierta actividad mediante la delegación de determinadas funciones, sí, podría asegurarse que el outsourcing se basa en externalizar, lo que se soporta considerando:

  • El incremento de la capacidad de la compañía en pro de desarrollar actividades en las que no tiene competencia o experiencia suficiente, las cuales serán ejecutadas por una organización especializada.
  • La disminución de los tiempos y costes de implantación de nuevos proyectos o desarrollos.
  • La reducción de la inversión que supone adquirir activos, sobre todo, aquellos que puedan convertirse en un lastre para la organización.

El momento oportuno para hacer outsourcing:

La externalización suele ser una medida clásica de los tiempos de reajuste económico, ya que representa la opción viable por medio de la cual las compañías disminuyen costes provenientes de una parte del desarrollo del negocio, sin demasiadas complicaciones y de manera rápida. La razón de ello se justifica en que eliminan activos innecesarios enfocándose así en aspectos más importantes que faciliten el cumplimiento de la estrategia del negocio.

Claro, esto no quiere decir que siempre funcione, de hecho, entre sus principales pegas, está la desventaja de condicionar el desarrollo de la compañía a la estrategia de otra; además en la subcontratación es necesario facilitar cierta información a fin de alcanzar un trabajo más completo y veraz, lo que para muchas organizaciones puede suponer un problema a largo plazo. Pero en líneas generales, el outsourcing es un medio de contratación habitual que incrementa las probabilidades de crecimiento de una empresa, pues le permite controlar fácilmente tareas muy complejas que necesitarían una gran inversión de capital si las ejecutase por su cuenta.

Deja un comentario

UnComoHacer
ForoPc
Tarabu
Tecnomaniacos
UnMeroTecnologico
VidaParalela
Nekuromansa
Superfantasy