La hora de la estrella: resumen, análisis y extractos del trabajo

La hora de la estrella: resumen, análisis y extractos del trabajo. Pocos lectores están familiarizados con los libros de Clarice Lispector. Mientras que en Brasil y en muchos otros países sus obras son muy populares. En Brasil, existe incluso un “culto” a Lispector, cuyo rostro se compara con el de Marlene Dietrich, y cuyo estilo de escritura se compara con la prosa de Franz Kafka y Virginia Woolf. Sus novelas “La ciudad bajo asedio”, “La hora de la estrella”, así como sus cuentos, se reimprimen a menudo. Y su destino es trama para un biopic fascinante: nació en Ucrania (en el seno de una familia judía), luego terminó en Brasil, trabajó en el servicio diplomático, fue intérprete de Agatha Christie, sufrió graves daños durante un incendio en su casa en produce 1967.

“La hora de la estrella” Es la última novela de la escritora brasileña Clarice Lispector, publicada en 1977. Es una obra emocionante y original de naturaleza autobiográfica, perteneciente a la Tercera Generación Modernista.

Está clasificada como una novela íntima, también conocida como una novela psicológica, en la que sobresale el autor. Después de todo, el trabajo de Clarice está marcado por sus emociones y sentimientos personales.

La hora de la estrella

Resumen del libro Hora estrella

La historia es narrada por Rodrigo S.M. (narrador-personaje), un escritor que espera la muerte. Él es una de las piezas clave del libro. A lo largo del trabajo refleja sus sentimientos y los de Macabea, protagonista del trabajo.

Huérfana del noreste de padre y madre, y criado por una tía que la maltrataba mucho, Macabea es una pobre niña de 19 años de Alagoas que tiene un cuerpo delgado y solo come hot dogs. Además, es fea, virgen, tímida, solitaria, ignorante, alienada y de pocas palabras.

Cuando vive en Río de Janeiro, consigue un trabajo como mecanógrafa en la ciudad. Ella es despedida por su jefe, Raimundo, quien finalmente tiene compasión por Macabea, dejándola quedarse con su trabajo.

En Río de Janeiro, Macabea vive en una pensión y comparte habitación con tres niñas. Todos son empleados de Lojas Americanas y se llaman “las tres Marías”: Maria da Penha, Maria da Graça y Maria José.

Uno de sus mayores placeres en su tiempo libre es escuchar su radio reloj, prestado de una de las Marys.

Incluso sin belleza, Macabea (o Maca, su apodo) puede encontrar un novio, el ambicioso y metalúrgico olímpico del noreste de Jesús Moreira Chaves. Las citas terminan cuando Gloria, a diferencia de Macabea, bella e inteligente, le roba a su novio.

Cuando va a Fortune Teller, una impostora llamada Madame Carlota, Macabea descubre a la mitad de las letras su “suerte”. Sin embargo, cuando se va, cruza la calle, muy feliz por las palabras que acababa de escuchar, siendo golpeado por un Mercedes Benz amarillo.

Puede Interesarte:  ¿Cómo preparar a los niños para el nuevo año escolar?

Aquí es donde ocurre su “hora estelar”, el momento en que todos la ven y ella se siente como una estrella de cine. La obra tiene una gran ironía en su final, ya que solo en el momento de la muerte Macabea obtiene la grandeza del ser.

Reseña del libro Hora estrella

Clarice Lispector nacida en el oeste de Ucrania, en una familia judía. A la edad de dos años, se mudó con sus padres a Brasil. En 1944-1949 vivió en Europa, en 1952-1959 en los Estados Unidos. Estaba en el servicio diplomático, se dedicaba al periodismo. En 1966 sufrió un incendio en su propia en casa, permaneció mucho tiempo en un estado físico y psíquico difícil, no podía escribir debido a las graves quemaduras en la mano. Gran parte de lo que Lispector creó se publicó solo después de su muerte.

La hora de la estrella es una novela de la autora Clarice Lispector publicada en 1977 poco después de la muerte de la autora.

En la novela Rodrigo S. M. Cuenta la historia de una desafortunada, desde su punto de vista, una niña llamada Macabea.
Macabea vive en los barrios marginales de Río, trabaja como mecanógrafa, le encantan las películas y la Coca-Cola. Quiere ser como Marilyn Monroe, pero es fea, enfermiza y no amada. Ella sonríe a los transeúntes, pero ellos simplemente no notan sus sonrisas.

Macabea molesta a Rodrigo simplemente por su existencia, pero aun así él no puede dejar de admitir que detrás de toda su pobreza externa, se ve la libertad interior, una llama inextinguible de vida arde en ella, y parece que Macabea no comprende en absoluto lo infeliz que debe ser.

En La hora de la estrella Clarice proyecta sus ansiedades y temores poco antes de su fallecimiento. Esto, por supuesto, sin dejar marcada una de sus singularidades como escritor: la profundización psicológica de los personajes.

Por lo tanto, proyectado sobre la figura del narrador de personajes omniscientes ficticios Rodrigo S.M., Clarice termina su trabajo expresando su malestar por la muerte:

“Y ahora, ahora todo lo que puedo hacer es encender un cigarrillo e irme a casa.
Dios mío, acabo de recordar que morimos.
Pero, ¿pero yo también?
No olvides que por ahora es tiempo de fresas.
Sí.

En “Dedicación del autor”, Clarice dice:

“Esta historia tiene lugar en un estado de emergencia y calamidad pública. Es un libro inacabado porque carece de una respuesta. Una respuesta que alguien en el mundo te la da. ¿Es una historia tecnicolor tener un lujo, por Dios, que yo Yo también lo necesito. Amén para todos nosotros “.

Después de la dedicación, Clarice enumera los diversos títulos posibles que la escritora pensó para su trabajo.

Extractos de libros Hora estrella

Para comprender mejor el lenguaje utilizado en el libro, a continuación se presentan algunos extractos del libro:

Quizás el noreste ya había llegado a la conclusión de que la vida molesta mucho, el alma que no encaja bien en el cuerpo, incluso el alma delgada como la tuya. Se imaginó a una niña pequeña y supersticiosa que si alguna vez llegara a sentir el buen gusto de la vida, se sentiría desencantada por la repentina princesa que era y se convertiría en un insecto rastrero. Porque tan mala como era, no quería ser privada de sí misma, quería ser ella misma. Pensó que caería en un grave castigo e incluso correría el riesgo de morir si lo probaba. Así que se defendió de la muerte viviendo muy poco, gastando poco de su vida para que no terminara. Esta economía le dio cierta seguridad porque, quien cae, el suelo no pasa. ¿Tenía la sensación de que vivía para nada? Ni siquiera puedo saberlo, pero no lo creo. Solo una vez se hizo una pregunta trágica: ¿Quién soy yo? Estaba tan asustado que dejó de pensar por completo.

Al amanecer, encendía la radio prestada por una compañera de casa, María da Penha, llamaba en voz muy baja para no despertar a los demás, invariablemente llamaba Radio Reloj, que daba “el tiempo y la cultura correctos”, y no había música, simplemente goteaba. gotas que caen: cada gota de un minuto que pasó. Y, sobre todo, este canal de radio aprovechó esas caídas de minutos para hacer comerciales: le encantaban los anuncios. Era la radio perfecta, porque incluso entre las gotas de tiempo daba breves enseñanzas que quizás algún día necesitaría saber. Así es como supiste que el emperador Carlomagno estaba en su tierra llamada Carolus. Es cierto que nunca había encontrado una manera de aplicar esta información. Pero nunca se sabe, quien espera siempre se pone al día. También había oído que el único animal que no cruzó con su hijo fue el caballo.

“Esto, muchacho, es indecencia”, le dijo a la radio.”

Entonces Macabea dijo una frase que ninguno de los transeúntes entendió. Dicho bien pronunciado y claro:

– En cuanto al futuro.

¿Había perdido el futuro? Escucho la vieja canción de palabras y palabras, sí, así es. A esta hora exacta, Macabea siente un estómago enfermo y casi vomita, quería vomitar lo que no es cuerpo, vomitar algo luminoso. Estrella de mil puntos.

¿Qué estoy viendo ahora que me asusta? Veo que vomitó un poco de sangre, un gran espasmo, finalmente el núcleo tocando el núcleo: ¡victoria!

Y luego, luego el repentino chillido de una gaviota, de repente el águila voraz criando a la tierna oveja, el gato suave aplastando a una rata sucia y lo que sea, la vida se come la vida. “

Vea el trabajo completo descargando el PDF aquí: La hora de la estrella.

Puede Interesarte:  Estado absolutista: definición y ejemplos

Película Hora estrella

Dirigida por Suzana Amaral, el trabajo de Clarice se transformó en una película en 1985.

El drama La hora de la estrella Ganó varios premios: Festival de Berlín (1986), Festival de Brasilia (1985) y Festival de La Habana (1986).

Ejercicios de libros

1. (Fuvest) “La acción de esta historia resultará en mi transfiguración en otra (…)”.
En este extracto de Tiempo de la estrella, el narrador expresa una de sus tendencias más llamativas, que reiterará a lo largo del libro. Entre los extractos a continuación, el que NO expresa la tendencia correspondiente es:

a) “Veo el noreste mirándose en el espejo y (…) en el espejo aparece mi cara cansada y barbuda. Los dos nos intercambiamos “.
b) “Es mi pasión ser el otro. En el otro caso”.
c) “Mientras tanto, Macabea en el suelo parecía volverse más y más Macabea, como si se tratara de sí misma”.
d) “Dios desea que nunca describa el Lázaro porque de lo contrario me cubriría de lepra”.
e) “Te conozco hasta los huesos a través de un hechizo que viene de mí a ti”.

2. (Fuvest) Sobre el narrador de Tiempo de la estrella por Clarice Lispector, se puede afirmar que:

a) Es del tipo observador, porque revela que no tiene conocimiento sobre lo que sucede en el universo sentimental y psíquico del personaje (Macabea).
b) Es omnisciente porque asume el papel de creador de una vida sobre la cual contiene toda la información; El poder de la omnisciencia es, para él, una fuente de satisfacción, ya que Rodrigo S. se da cuenta de que los hechos dependen de su agencia.
c) Es del tipo observador, ya que se limita a describir superficialmente las emociones de Macabea, lo cual es evidente en los enigmáticos casos del término “explosión”, siempre presentado entre paréntesis.
d) Se constituye como un personaje, porque narra en primera persona; Sin embargo, no hay referencias a su historia personal, ya que su objetivo es hablar sobre un personaje ficticio (Macabea).
e) Es uno de los personajes del libro; sin embargo, al presentarse no solo como narrador sino también como creador de la historia, problematiza la esencia de la literatura de ficción, que reside en la recreación arbitraria de lo real.

Puede Interesarte:  Fases del capitalismo

3. (PUC-RS) ___________, el personaje de Clarice Lispector en Tiempo de la estrella, es una mujer del noreste, pobre, fea, sin vida interior, incapaz de mantener la relación con su novio.
Tu “hora estelar” solo ocurre cuando te vas feliz y distraído del adivino y ___________.
En la novela, los problemas existenciales están relacionados con la ___________ de la niña.

Los huecos pueden ser correctos y, respectivamente, rellenados por:

a) Gabriela – Es asesinada y desaparece – Creencias religiosas.
b) Macabea – Es atropellado y muere – Condiciones socioculturales.
c) Aurora – Conoce a Fernando y se casa – Debilidades físicas.
d) Capitu – Es atropellado pero salvado – Dificultades financieras.
e) Diadorim – Volver a las tierras remotas y vivir solo – Necesidades económicas.

Deja un comentario

UnComoHacer
ForoPc
Tarabu
Tecnomaniacos
UnMeroTecnologico
VidaParalela
Nekuromansa
Superfantasy