Inseminación artificial, qué es y cuál es el paso a paso

La inseminación artificial consiste en depositar una muestra de semen anteriormente procesada dentro del útero.

Para el procedimiento, el especialista introduce una cánula en la cavidad uterina por medio de la vagina guiada por ultrasonografía. Se hace a lo largo del periodo ovulatorio de la mujer con la meta de acrecentar las posibilidades de éxito.

La fertilización del óvulo por la parte del esperma se genera en las trompas de Falopio, como cuando el embarazo se genera de forma natural. Las diferencias son la manera en que los espermatozoides se introducen en el órgano reproductor femenino y el hecho de que los espermatozoides hayan sido anteriormente elegidos de una muestra de semen.

Otra diferencia esencial es que, en la IA, el instante de la ovulación de la mujer se controla a través de ecografías, coincidiendo con el instante en que se efectúa la inseminación y, por ende, aumenta la probabilidad de éxito.

Además de esto, es más usual que las mujeres reciban fármacos hormonales para alentar el desarrollo folicular, lo que asimismo aumenta las posibilidades de embarazo.

Por consiguiente, la probabilidad de embarazo es levemente superior a la conseguida por las relaciones íntimas, si bien prosigue dependiendo esencialmente de la capacidad de fertilización del esperma y de la capacidad de implantación del feto generado tras la fertilización.

El tratamiento

Se puede realizar de la siguiente forma:

Estimulación ovariana: se administran dosis bajas de hormonas (gonadotrofinas) para alentar la producción ovariana y se efectúan controles periódicos para valorar el desarrollo folicular.

Inducción de la ovulación: cuando se observa a lo largo de un control uno o bien 2 folículos con un buen desarrollo (dieciocho mm de diámetro), se desencadena la ovulación, en general con el empleo de hormonas hCG, y se programa la inseminación.

Puede Interesarte:  Varices: ¿qué factores ambientales empeoran los síntomas?

Preparación del semen: es el proceso de preparación de la muestra de semen a fin de que se concentre en espermatozoides móviles y no contenga ningún otro género de células o bien plasma seminal.

Inseminación: en el instante de la ovulación, se deposita una pequeña muestra de semen (0,5 ml en general) en el útero de la mujer mediante una cánula. No se precisa anestesia.

Soporte de fase lútea: en esta fase se administra progesterona oral o bien vaginal para facilitar la implantación del feto en el endometrio y, por lo tanto, para lograr el embarazo.

Deja un comentario

UnComoHacer
ForoPc
Tarabu
Tecnomaniacos
UnMeroTecnologico
VidaParalela
Nekuromansa
Superfantasy