Herpes labial y Herpes genital: ¿Cuáles son las diferencias?

Para bastante gente, el herpes es un inconveniente asociado a la boca por ser mal conocido como la “enfermedad del beso”. Mas lo que muchos no saben es que puede llegar a las más distintas unas partes del cuerpo y, aparte de los labios, los genitales son una zona común de infecciones.


Hay 2 géneros de virus y cada sitio se asocia por norma general con uno de ellos: el HSV-1 tiende a manifestarse en infecciones de los labios, la boca y la cara, al tiempo que el HSV-dos acostumbra a afectar a los genitales. No obstante, como esta infección se transmite de persona a persona por contacto de piel, los casos de herpes genital ocasionados por el HSV-1 han aumentado debido a la práctica del sexo oral sin protección. Cuando esto ocurre, en la mayor parte de los casos, los síntomas acostumbran a ser más leves que los ocasionados por la HSV-dos y la recurrencia de las crisis es menor, como la recurrencia del HSV-dos en la zona de la boca es extraña.

Semejanzas entre los virus

Tanto el herpes oral como el genital pueden manifestarse mediante burbujas cuando hay crisis. Aparecen ampollas, que son pequeñas burbujas, con un contenido claro y transparente sobre un área de piel rojiza. Estas vesículas evolucionan a heridas, entonces a cascarillas y por último desaparecen. Los dos géneros de Virus tienden a reiterar las lesiones, mas la frecuencia es más o menos cuatro veces mayor en el caso del herpes genital.

Aparte de las ampollas y heridas, el herpes asimismo puede presentar síntomas que no son aparentes, como hormigueo y picor antes que aparezcan el enrojecimiento y las burbujas. Eso es por el hecho de que el virus afecta tanto a la piel como al nervio.

Puede Interesarte:  Terapia con insulina

El herpes genital

En el herpes genital, otros síntomas no aparentes asimismo pueden incluir ardor y dolores musculares, singularmente en la espalda, las nalgas y los muslos, aparte de fiebre y reducción del hambre. Ciertas personas aún se quejan de dolor al mear.

En mujeres, cuando las lesiones están localizadas en la entrada de la vagina pueden ocasionar molestias al tomar contacto con el agua o bien con la orina. Puesto que la anatomía de la zona genital femenina es más interna, ciertos signos pueden quedar más ocultos, puesto que el contacto íntimo de las lesiones de un asociado inficionado con la mucosa favorece la aparición de heridas en zonas menos evidentes, como dentro del canal vaginal, uretral, anal y perianal.

Para prevenir esta clase de herpes, es esencial utilizar condón en todas y cada una de las relaciones íntimas, aun en el sexo oral, en tanto que no se puede estar seguro de quién tiene o bien no la enfermedad. Se Estima que entre el quince por ciento y el cuarenta por ciento de las personas portadoras del virus manifestarán el herpes alguna vez en la vida y eso depende de muchos factores, como genética, inmunidad y modo de vida.

¿De qué forma debemos tratar el herpes simple?

En el momento en que alguien se transforma en portador del virus (sea como sea), se queda en el ganglio inquieto hasta el momento en que haya un instante favorezco para manifestarse. En el caso del herpes genital, las crisis pueden desencadenarse por la fase del ciclo menstrual, actividades que provoquen fricción en el área genital (relación íntima, caminar en bici, spinning, lencería apretada) y agobio. Ya en el caso del herpes oral, una baja en la inmunidad, agobio y una exposición excesiva al sol pueden ser gatillos para una nueva crisis.

Puede Interesarte:  ¿Cuáles son las infecciones de hongos que más afectan a la piel?

Normalmente, tanto en HSV1 como en HSV2, el tratamiento pasa por el empleo de medicación antiviral, oral o bien tópica (comprimidos o bien pomadas, respectivamente), a elección del médico, que debe iniciarse cuanto antes minimizando los síntomas y las posibilidades de transmisión. El proceso dura de una a un par de semanas (siete a catorce días).

Si la cicatrización lleva tiempo, el médico puede aconsejar el empleo de otras cremas. No obstante, tanto para el herpes genital para el labial, el consejo es el mismo: prevención. Cuidar la nutrición, fortalecer la inmunidad, emplear filtro solar y manejar mejor el agobio pueden reducir la incidencia de crisis.

Además de esto, es bueno eludir los comestibles ricos en arginina, como leche, bacon, jamón, yogurt nueces y castañas, por servirnos de un ejemplo, en tanto que ese aminoácido puede apresurar la replicación viral. Otra pista es la adición de lisina, un aminoácido que se puede hallar en la dieta, mas que, en dosis más concentradas, es eficiente para supervisar la enfermedad y reducir los síntomas.

Deja un comentario

UnComoHacer
ForoPc
Tarabu
Tecnomaniacos
UnMeroTecnologico
VidaParalela
Nekuromansa
Superfantasy