¿Cuál es la cobertura exacta de un Seguro a Todo Riesgo?

Estrenar coche demanda una de las inversiones más importantes que se hacen en la vida, por ende, representa un valioso patrimonio que debe cuidarse. La protección del vehículo ha de ser prioridad, de ahí que la mayoría de los propietarios, se decantan por la contratación de un Seguro a Todo Riesgo; la pregunta es ¿qué cubre exactamente un Seguro a Todo Riesgo?

¿Qué es un Seguro a Todo Riesgo y su cobertura? 

Si bien suele percibirse como la póliza que brinda protección ilimitada para un vehículo, la idea está un tanto errada, pues la verdad es que todo en la vida tiene un límite y estos seguros no son la excepción. En vista de ello, lo primero que se debe aclarar es su correcta definición para después, adentrarse en las coberturas anudadas a su contratación a fin de delimitar qué cubre y qué no en realidad.

La definición exacta de un Seguro a Todo Riesgo:

Se conoce bajo el término a la póliza que más allá de brindar la cobertura que obliga la Ley – o lo que es igual, la de daños a terceros –cubre los daños que sufra el coche asegurado ante un siniestro. Sin embargo, es importante entender que, pese a esto, sus coberturas sólo abarcan los riesgos que figuran en el contrato.

Puede Interesarte:  El seguro de Accidentes, ¿qué es?

¿Qué quiere decir esto? que la protección se limita a las coberturas convenidas – entre el asegurador y la aseguradora, al momento de la contratación, de ahí lo conveniente de contemplar cada detalle antes de firmar.

Asimismo, esta clase de seguro vehicular se caracteriza por figurar entre las ofertas de Seguros para coche más completos, por tanto, las que suelen tener primas más elevadas, razón por la que gran parte de las contrataciones, se realizan a través de la modalidad de franquicia.

¿Por qué contratar un Seguro de Coche a Todo Riesgo con franquicia?

La principal razón y ventaja por la cual decantarse por Seguros a Todo Riesgo mediante franquicia es abaratar costos, ya que una parte del riesgo asegurado es asumida por el tomador ¿Qué quiere decir esto? que, frente a siniestro, una cantidad fijada corre del bolsillo del titular de la póliza para la reparación o reposición de los daños, dejando el resto de los gastos, a la aseguradora.

Principales coberturas de un Seguro a Todo Riesgo:

El rasgo distintivo de los Seguros de Vehículos a Todo Riesgo radica en la garantía que ofrece la cobertura de Daños Propios; no obstante, también se caracteriza por ser uno de los servicios más completos que ofrecen las aseguradoras, de manera que cabe la posibilidad de incluir servicios y coberturas reservados adicionales – algunas obligatorias y otras opcionales – de ahí la necesidad de conocer bien los límites y lo que garantizan. ¿Cuáles son las principales coberturas? las enumeradas a continuación:

  • Cobertura de Daños Propios del vehículo: sin duda, la garantía que motiva la contratación de esta clase de servicios, ya que como su nombre lo sugiere, cubre los daños que haya sufrido el propio vehículo como consecuencia de un siniestro, aun si la culpa es del titular.
  • Responsabilidad Civil ampliada: es la cobertura por medio de la cual, el asegurador tiene la posibilidad de ampliar hasta un límite económico mayor, la cuantía de la RC que establece la Ley.
  • Defensa jurídica y reclamación de daños: aunque los servicios pueden diferir entre una empresa y otra, básicamente indemnizan al beneficiario de los gastos que acarree la defensa jurídica y reclamación de daños originados por el conductor o sus ocupantes.
  • Seguro del conductor: en caso de siniestros, brinda un capital adicional al asegurado sea para asistencia sanitaria e invalidez, o en su defecto, la indemnización de sus beneficiarios en caso de fallecimiento. Asimismo, algunas aseguradoras incluyen gastos médicos, cobertura de prótesis y gastos asociados a hospitalización.
  • Robo e incendio del coche: garantiza el pago derivado de la sustracción de ciertas piezas, así como del vehículo; del mismo modo, incluye la indemnización ante daños ocasionados por un incendio.
  • Rotura de lunas: garantiza la reposición y colocación de las lunas del coche, es decir, ventanillas laterales, parabrisas delantero, luneta trasera, y techo solar, de ser el caso.
  • Asistencia en viaje, multas de tráfico y cobertura por retirada de carnet: cualquiera de estas garantías se ofrece en el aparatado de coberturas voluntarias u opcionales, ofreciendo protección adicional que vale la pena contemplar, sobre todo, la de asistencia de viajes pues puede ahorrar muchos dolores de cabeza suponiendo algún problema en la carretera.
Puede Interesarte:  Conozca cuáles son las serias consecuencias de mentirle a su aseguradora de coche

Situaciones en las que el Seguro a Todo Riesgo no ofrece cobertura:

Si bien es amplia la cobertura que brinda este tipo de pólizas, también lo es la lista de exclusiones, es decir, situaciones en las que se pierde la garantía indistintamente de la cantidad de coberturas fijadas en el contrato.

Pese a que la más evidente de todas es el siniestro provocado por el asegurado tras demostrarse conducta inapropiada al conducir – o hacerlo bajo los efectos del alcohol y drogas – de la misma manera, la aseguradora está en su derecho de no responder frente a: siniestros ocurridos con el Seguro caducado, en vías no aptas para la circulación o en aquellos causados por un conductor novel no incluido en la póliza.

Deja un comentario

UnComoHacer
ForoPc
Tarabu
Tecnomaniacos
UnMeroTecnologico
VidaParalela
Nekuromansa
Superfantasy