Cómo manejar las emergencias con personas mayores

Nadie está exento de sufrir situaciones de emergencia; sin embargo, son los niños pequeños y adultos mayores los principales protagonistas, de hecho, este último grupo suele ser el más afectado por ellas. Por desgracia, son pocas las organizaciones humanitarias que toman en cuenta las necesidades y posibles aportaciones de esta mayoría, no solo al momento de formular políticas, sino en la manera de actuar sobre el terreno, lo que conlleva a cuestionarse ¿Cómo actuar frente a una emergencia con un adulto mayor?

¿Qué hacer en caso de emergencia del adulto mayor?

Guardar la calma y examinar cuidadosamente a la víctima suelen ser las principales recomendaciones a la hora de afrontar cualquier emergencia, y con los adultos mayores no es la excepción; acto seguido, lo conveniente es contactar con el servicio de emergencias o directamente con su respectivo médico.

Por lo general, las personas mayores tienen vulnerabilidades y necesidades particulares, por lo que el tratamiento en caso de emergencias no suele ser el mismo que el prestado a una persona de edad promedio o un infante; en ese caso habrá de considerar que los mismos:

  • Tiene la mayor tasa en lo que respecta a enfermedades crónicas y necesidades nutricionales que rara vez se ven cumplidas al máximo.
  • Condiciones de salud que reducen su movilidad y capacidades sensoriales, de visión y audición.
  • La gran mayoría, viven solas.

Principales causas de emergencias en adultos mayores y ¿qué hacer ante ellas?

Atendiendo a las condiciones antes mencionadas, los principales causantes de emergencias en el adulto mayor – y que por tendencia – demandan cuidado para mayores son:

Puede Interesarte:  Cómo elegir el mejor móvil para una persona mayor

1.      Quemaduras:

Se incluye en la categoría toda lesión provocada por alguna fuente térmica, las estadísticas sugieren que al menos dos tercios del total de incidentes producidos en el hogar afectan a adultos mayores.

¿Qué hacer en ese caso? suponiendo que la quemadura sea leve, cerrada o poco profunda, conviene irrigar la zona afectada con agua fría durante 15 minutos, con ello se reduce la inflamación y alivia el dolor. Se aconseja retirar anillos o accesorios en la quemadura, pero bajo ninguna circunstancia, intentar quitar ropa o material adherido. Ahora, en lesiones graves, la recomendación es acudir directamente al médico para evitar complicaciones.

2.      Convulsiones:

Se conoce como convulsiones a los movimientos musculares bruscos e involuntarios en el que la víctima pierde la conciencia y puede presentar espuma en la boca. Ante esta situación, las acciones a tomar son:

  • Retirar objetos duros o filosos alrededor de la víctima a fin de evitar que se haga daño, así como lentes
  • Mantener abierta la vía respiratoria y quitar cualquier objeto que rodee su cuello y dificulte la respiración
  • Evitar controlar sus movimientos
  • Llamar a un servicio médico si la convulsión se prolonga por más de cinco minutos, no se evidencian cambios en la persona o se ve comprometida la respiración.

Medidas adicionales a considerar cuando hay un adulto mayor en casa:

Derivado de las necesidades y vulnerabilidades de las personas mayores, es conveniente adoptar ciertas medidas elementales que permitan estar preparados ante una emergencia, entre ellas:

  • Diseñar un plan médico en el que se incluya la medicación que la persona toma, además de los números telefónicos de proveedores médicos, doctores o clínica en la que recibe tratamiento.
  • Contar con un paquete de emergencia o “Disaster Kit” que contenga las cosas mínimas que pueden necesitar en caso de que tenga que vivir fuera de su hogar por unos días.
  • Tomar medidas para preparar la vivienda contra posibles desastres con productos para mayores o dotándolo de tecnología para mayores.
Puede Interesarte:  Como manejar los imprevistos con las personas mayores

Deja un comentario

UnComoHacer
ForoPc
Tarabu
Tecnomaniacos
UnMeroTecnologico
VidaParalela
Nekuromansa
Superfantasy