Cómo identificar y superar la crisis de pareja

Es normal que todas las parejas enfrenten problemas, ya sea en un corto o largo periodo después de haber empezado o a convivir juntos. Esta situación, que puede presentarse en innumerables casos, impide lograr la felicidad plena y que la relación continúe avanzando.

Si este es su caso, es bueno señalar que tiene solución. Las terapias de pareja son vitales y de gran ayuda para aquellos enamorados que no se dan por vencidos y quieren darse nuevas oportunidades en el amor.

Podemos definir la crisis de pareja como una situación en la que se generan conflictos que parecen no resolverse. Aunado a eso, los afectados tienen una ansiedad acumulada que los hace sentirse indispuestos a solucionar dicho problema; lo que ocasionaría que, con el tiempo, cada quien tome su rumbo y la relación termine acabándose.

Este tipo de crisis no suele ser del todo negativa, a pesar de que representa peligro y angustia para los implicados, también puede tomarse como una oportunidad. Los problemas de pareja suelen vivirse, mayormente, cuando hay momentos de confusión y se acaban las destrezas que, hasta el momento, se habían puesto en práctica.

Buscar un equilibrio, requiere de que se activen nuevos comportamientos, prácticas y voluntades que sean mejores que las ejecutadas anteriormente. La pareja debe tomar en cuenta lo que han aprendido durante el camino que han recorrido juntos, ya que han madurado y se conocen mejor.

¿Cómo detectar el problema?

Una crisis de pareja es algo que no se da de la noche a la mañana, es un proceso que va enmarcado por una serie de huellas. Es recomendable buscar ayuda cuando los síntomas que a continuación te indicaremos empiecen a notarse.

Puede Interesarte:  Platos exóticos que aumentan el deseo sexual
  • Yo no existe nada en común y no sienten placer en hacer cosas juntos, como antes.
  • Uno de los dos ha descuidado la higiene personal y los hábitos que antes eran una costumbre
  • Cuando discuten, quieren terminar rápido la conversación para no entrar en debate. En algunos casos, se tornan intensas.
  • En el ámbito sexual, el deseo se ha acabado y ya no hay intimidad.
  • No pueden ponerse de acuerdo para tomar una decisión porque las diferencias se convierten en un obstáculo.
  • Los defectos del otro suelen ponerse en primer lugar, por lo tanto, le incomoda todo lo que dice o hace.
  • Las críticas destructivas se hacen constantemente con mala intención, para terminar, hiriendo los sentimientos del otro.
  • La actitud defensiva se impone ante los comportamientos de su pareja.

Si los integrantes de la relación llegan a acuerdo para superar esta fase de crisis, los especialistas en psicología aseguran que una terapia de pareja puede ser la anhelada solución. En dicho tratamiento, ambos podrían llegar a un encuentro en el que expresarán sus inquietudes y sentimientos. El médico tratante será un mediador y les ayudará en encontrar las alternativas necesarias para mejorar su convivencia y, así, la relación pueda consolidarse. La humildad será fundamental en este proceso.

Deja un comentario

UnComoHacer
ForoPc
Tarabu
Tecnomaniacos
UnMeroTecnologico
VidaParalela
Nekuromansa
Superfantasy