Cómo hacer una botella sensorial


Contents

Cómo hacer una botella sensorial

¿Quieres enseñar a tu bebé los sentidos? La botella sensorial es una herramienta sencilla para hacerlo. Estas sencillas instrucciones te ayudarán a construir una botella sensorial y juntos descubrir tus sentidos con tu hijo.

Materiales

*Bote de plástico con tapa
*Adhesivo
*Colores brillantes
*Plastilina o arcilla
*figuras sorpresa
*Objectos pequeños interesantes (e.g. una esponja, hilos, etc.)

Paso a Paso

Paso 1: Seleccione una botella de plástico sólido con una tapa ajustada. Asegúrese de que el bote esté limpio y seco.

Paso 2: Aplique adhesivo o pegamento alrededor del bote y pegue los colores brillantes.

Paso 3: Añade plastilina o arcilla en la parte inferior de la botella para darle peso.

Paso 4: Añade las figuras sorpresa para que la botella contenga algunas sorpresas.

Paso 5: Introduce objetos interesantes dentro de la botella, como pompones, hilos, cartón, etc.

Paso 6: Finalmente, cierra la botella con la tapa.

Úsela con su bebé

Ahora que ha completado su botella sensorial, es hora de explorar sus sentidos con su bebé. Estas son algunas ideas para usar la botella sensorial para enseñar a tu bebé lo siguiente:

Tacto: La botella estimulará el sentido del tacto. Hay una variedad de texturas dentro de la botella para que tu bebé explore.

Vista: Explora los colores brillantes y el contenido de la botella.

Olor: Ayuda a tu bebé a descubrir los olores dentro del bote.

Audición: Agregar objetos que se mueven y son agradables al oído, como corchos, botones pequeños, etc.

Puede Interesarte:  Cómo Se Define El Sexo De Un Bebe

Gusto: Sí, si hay algún objeto seguro dentro de la botella para morder, como palillos, juguetes para morder, etc.

Cómo hacer una botella sensorial

Una botella sensorial es un recurso educativo ideal para niños pequeños que les ayuda a establecer vínculos entre los sentidos y el mundo que les rodea. Estas botellas contienen elementos con diferentes texturas, colores, aromas y sonidos que estimulan el sentido del tacto, el olfato, la vista y el oído. ¡Es una actividad divertida para hacer en casa! A continuación te damos unos pasos sencillos para empezar:

Necesitarás:

  • Botella de plástico, agua destilada, bolsa plástica, sello o tapa hermética
  • Elementos con diferentes sentidos (por ejemplo, lentejas, conchas, pelotas, aceite esencial, flores secas, campanillas, etc.)

Pasos:

  1. Lava y seca la botella de plástico. Asegúrate de que está completamente limpia antes de rellenarla.
  2. Agrega los elementos con diferentes sentidos en la botella. Utiliza el agua destilada para llenar la botella aproximadamente a la mitad.
  3. Coloca la bolsa plástica dentro de la botella y llénala con más agua. La bolsa deberá ocupar una tercera parte de la botella para evitar que los elementos salgan por la abertura.
  4. Coloca el sello hermético en la botella y asegúrate de que está bien cerrada para evitar que el agua se salga.
  5. Mezcla los elementos para que se incorporen bien con el agua. Esto permitirá que los diferentes sentidos se conserven y que se exploren más fácilmente.
  6. Ahora está listo para ser usado. Mover y agitar la botella para que los sentidos estimulen al usuario.

Ya has terminado de hacer tu botella sensorial. Esta actividad de manualidades educativa permitirá a los niños experimentar de manera innovadora y divertida los diferentes sentidos. ¡A divertirse!

¡Crea tu propia botella sensorial con estos sencillos pasos!

¿Estás buscando una forma divertida de ocupar tiempo? ¿Por qué no intentar crear una botella sensorial? Esta herramienta es una excelente manera para estimular los sentidos de tus hijos y para pasar un momento divertido entre ustedes.

Y ¿qué es una botella sensorial? Es un objeto hecho con materiales reciclados como botellas de plástico o botellas de vidrio, en la que se pueden poner distintos elementos como bolas de algodón, flores deshidratadas, luces, etc., para escuchar sonidos, sentir texturas, etc.

A continuación te presentamos los pasos para hacer tu botella sensorial:

  • Primero selecciona un recipiente. Una botella de vidrio o una botella de plástico son perfectas .
  • Encuentra materiales parallenar tu botella. Entre este material pueden estar: Nueces, conchas, guijarros, luces, barro, flores deshidratadas, cascaras de fruta, cuentas o lanas para escuchar susurros.
  • Una vez que hayas seleccionado los materiales, los dispones dentro de la botella empezando por los más grandes y siguiendo por los más pequeños para evitar que se desplacen.
  • Por último llena la botella con algo efervescente para realzar los movimientos y colores, como agua con colorante alimenticio, confeti, bayas, etc.
    No olvides cerrar la botellay atar una pequeña cinta alrededor del cuello para evitar accidentes!.

¡Cuéntanos tus ideas y comparte tu botella sensorial con nosotros!

Puede Interesarte:  Cómo saber si tienes problemas de ira

Deja un comentario