Cómo Curar La Varicela en Niños


Consejos para Curar La Varicela en Niños

La varicela es un virus altamente contagioso que usualmente afecta a los niños entre los 5 y los 15 años de edad. Si bien hay algunas vacunas disponibles para prevenirla, una vez que un niño la contrae, hay que seguir algunos pasos para curarla. Los siguientes consejos te ayudarán a cuidar mejor a tu hijo en caso de que contraiga la varicela:

  • Mantener una buena hidratación: es importante que el niño beba mucha agua para ayudar a aliviar los síntomas de la varicela y prevenir la deshidratación.
  • Reducir la picazón: es importante aplicar una loción calmante suavemente para reducir la irritación y la picazón.
  • Reducir el riesgo de infección: es importante mantener a la persona afectada alejada de otras personas para prevenir la propagación del virus.
  • Prevenir la deshidratación: también es importante evitar los cambios bruscos en la temperatura del ambiente y el contacto con líquidos fríos o calientes para prevenir la deshidratación.
  • Reposo: es importante que el niño repose lo suficiente para ayudar a su cuerpo a recuperarse y prevenir la propagación del virus.

Si bien la varicela puede ser muy incómoda y dolorosa para los niños, siguiendo estos sencillos consejos podrás ayudar a tu hijo a curarse y sentirse mejor más rápidamente.

Cómo Curar La Varicela en Niños

Los niños son particularmente susceptibles a contraer la Varicela, una enfermedad conocida popularmente como “sarampión infantil”. Esta enfermedad viral se caracteriza por la aparición de una infección altamente contagiosa en la piel, caracterizada por un gran número de ampollas. A continuación se presentan las mejores formas de ayudar a un niño que haya tenido Varicela:

Tratamiento Médico

  • Se deben iniciar los tratamientos médicos para reducir los síntomas de la Varicela y contrarrestar los efectos más dañinos de la enfermedad. Una vez ingresado a un hospital o una clínica, los doctores le recetarán medicamentos antivirales para ayudar a controlar la infección.
  • También se darán medicamentos para aliviar el dolor causado por las ampollas, así como para reducir la inflamación y picazón.
  • En algunos casos, los médicos recomendarán el uso de un mineral llamado zinc para ayudar en la curación y aliviar los síntomas.

Cuidado en el Hogar

  • Alimentación Adecuada: Es importante mantener una alimentación saludable para una recuperación rápida. Consumir alimentos ricos en vitaminas y nutrientes como frutas frescas, verduras, lácteos y carne ayudan a fortalecer el sistema inmunológico del niño.
  • Higiene: Las heridas producidas por la enfermedad deben ser lavadas con agua y jabón antiseptico suave. Tratar de minimizar al máximo el contato de los niños con personas que no hayan tenido la enfermedad.
  • Descanso: El niño afectado debe descansar y evitar la actividad física. Esto ayuda a aliviar los síntomas y le permite al cuerpo del niño recuperarse más rápidamente.

Prevención de Complicaciones

  • Asegurarse de revisar periódicamente a los niños afectados para detectar cualquier signo de complicaciones. Los síntomas de complicaciones incluyen problemas respiratorios como tos, fiebre alta, problemas gastrointestinales como diarrea, y posibles infecciones bacterianas.
  • Se debe prestar especial atención al cuidado de la piel ya que existe el riesgo de la aparición de algunas infecciones bacterianas y la necesidad por consiguiente de aplicar un medicamento tópico.

En conclusión, el tratamiento de la Varicela en niños debe tomarse muy en serio. Una combinación de tratamientos médicos y cuidado en el hogar es la mejor forma de ayudar a los niños a recuperarse y prevenir complicaciones.

Consejos para el Tratamiento de la Varicela en Niños

La varicela es una enfermedad altamente contagiosa, comúnmente conocida como “sarpullido de la varicela”. Los niños infectados con el virus presentan síntomas como fiebre, malestar general y una erupción de protuberancias cutáneas dolorosas. A continuación, le damos algunos consejos para el tratamiento de la varicela en niños.

1. Acuda al médico pediatra

Es necesario que los padres lleven a su hijo al médico pediatra tan pronto como note los primeros síntomas. El médico le dará al niño tratamiento adecuado para controlar los síntomas de la varicela.

2. Medidas de precaución para minimizar el riesgo de contagio

Para minimizar el riesgo de contagio, se recomienda a los padres lavarse las manos con agua y jabón después de cambiar los pañales, contactar con la piel de la persona infectada, limpiar los muebles, prendas de vestir y otros artículos con un desinfectante y evitar el contacto con las personas no infectadas.

3. Administrar medicamentos

  • Antiinflamatorios: El médico recetará un medicamento antiinflamatorio para aliviar el malestar y el dolor de la erupción cutánea.
  • Analgésicos: El médico recetará un analgésico para aliviar el dolor causado por el sarpullido.
  • Antihistamínicos: El médico recetará un antihistamínico para minimizar la picazón y la inflamación de la erupción cutánea.

4. Terapia de soporte

  • Aplicar compresas frías: Los padres pueden reducir la inflamación y el dolor por la erupción cutánea al aplicar compresas frías en la piel.
  • Mantener hidratado: Debe asegurarse de que el niño esté bien hidratado para ayudar a su organismo a combatir la enfermedad.
  • Manejar los síntomas: Los padres deben tratar los síntomas, como la fiebre alta, el malestar y la diarrea.

Siguiendo estos consejos y acudiendo al médico pediatra tan pronto como aparezcan los primeros síntomas, los padres podrán ayudar a sus hijos a aliviar los síntomas y recuperarse de la varicela lo antes posible.

Puede Interesarte:  Cómo Puedo Aprender a Dibujar

Deja un comentario