Bondades de la cúrcuma en el tratamiento de la artritis reumatoide

Reconocida como una especia ideal para darle color y sabor a las comidas, la cúrcuma es igualmente un ingrediente natural capaz de aportar numerosos beneficios a la salud. Debido a sus propiedades antiinflamatorias y analgésicas, es eficiente para brindar alivio del dolor que ocasiona la artritis reumatoide. Descúbrase 3 interesantes recetas.

¿Qué es la artritis reumatoide?

Bajo el término, se conoce a la enfermedad autoinmune – de tipo crónica e incurable – que afecta a un 1% de la población mundial, caracterizada por ocasionar dolor agudo e hinchazón en las articulaciones.

¿Por qué la cúrcuma para tratar la artritis reumatoide?

Estudios demuestran que la cúrcuma tiene efecto antioxidante, hepatoprotector, anticancerígeno, analgésico y antiinflamatorio; estos dos últimos, le convierten en aliado en el alivio de los síntomas que provoca la artritis reumatoide, pues su principal característica es la de causar dolor e inflamación.

Lo mejor de la especie, es lo fácil que se consigue hoy en día, no sólo en polvo, sino también en aceite esencial y como parte de suplementos, permitiendo su inclusión en las comidas y en la preparación de diferentes remedios caseros, entre ellos los sugeridos en esta entrega.

3 remedios caseros a base de cúrcuma para la artritis reumatoide:

El dolor y la inflamación son los síntomas clásicos a los que tienen que enfrentarse quienes sufren de artritis reumatoide; es por ello que, adicional al tratamiento farmacológico, se avocan a buscar alternativas naturales que mejoren su estado físico y emocional repercutiendo positivamente en su calidad de vida en general.

Puede Interesarte:  ¿Qué es la clamidia y cómo se puede combatir?

Pero eso no es todo, los remedios a base de cúrcuma a continuación planteados, contribuyen a ralentizar un poco el progreso de la enfermedad, recordando lo rápido que suele ser en los primeros años.

1.      Cúrcuma, pimienta negra y aceite de coco:

La primera opción natural a base de cúrcuma para aliviar los síntomas de la artritis reumatoide es una loción perfecta para masajear, aliviando el dolor y desinflamando la zona afectada. Su eficacia, radica en que la piperina – compuesto activo de la pimienta negra – potencia en un 2000% la biodisponibilidad de la curcumina, razón por la que es común ver ambos ingredientes combinados en ciertos suplementos. Se necesita:

  • 1 cucharada de pimienta negra 
  • 1 cucharada de cúrcuma en polvo
  • 40 gr de aceite de coco extra virgen

Modo de preparación y uso:

Tomar un cazo de cerámica en el que combina todos los ingredientes, removiendo hasta integrar; el resultado obtenido, se utilizará para masajear el área inflamada masajeando con suavidad. Dejar actuar unos minutos antes de retirar con abundante agua templada.

2.      Arcilla y cúrcuma:

Calmando con impresionante rapidez el dolor, la segunda opción es una aplicación tópica en la que se combina el poder de la cúrcuma y la arcilla, ambos de eficacia comprobada en el tratamiento de las dolencias e inflamaciones propias de la enfermedad. Los ingredientes requeridos son:

  • 1 cucharada de cúrcuma en polvo
  • 3 cucharadas de arcilla en polvo
  • Agua (cantidad necesaria)

Elaboración y aplicación:

Lo primero que se debe tener a la mano son los utensilios necesarios para la elaboración de la receta, recordando que la manipular de la arcilla demanda sólo aquellos de cristal, cerámica, madera o plástico, nunca metal.

Puede Interesarte:  Úlceras estomacales: ¿qué son?

La preparación comienza combinando la cúrcuma y la arcilla en el envase elegido, para continuar adicionando poco a poco el agua suficiente con la que conseguir una pasta no grumosa que pueda aplicarse sin que gotee.

El modo de uso consiste en aplicar sobre la superficie afectada, una pequeña cantidad de la pasta obtenida, es importante que la piel esté limpia y seca. Dejar que repose durante media hora, o hasta que la arcilla esté seca. Retirar los restos y complementar el tratamiento aplicando una loción hidratante.

3.      Leche dorada:

Cualquier dolencia asociada a la inflamación se ve mermada con el consumo de la conocida “leche dorada”; no es más que una bebida que fusionar el poder de la leche vegetal – de almendra, coco o avena – al del jengibre, cúrcuma, canela, pimienta negra y miel, dando como resultado una alternativa reconfortante y saludable capaz de aportar mucho calor al cuerpo. 

Las cantidades requeridas para su preparación son:

  • ½ litro de bebida vegetal de coco, avena o almendra
  • 3 gr de jengibre en polvo
  • 3 gr de cúrcuma en polvo
  • 3 gr de pimienta negra
  • 3 gr de canela de Ceilán
  • Miel de abeja (cantidad necesaria)

Preparación: para elaborar la bebida bastará con hervir juntos todos los ingredientes por 10 minutos; dejar reposar el resultado y tomar en el momento del día que se prefiera, siendo mayormente recomendable en días fríos.

Deja un comentario

UnComoHacer
ForoPc
Tarabu
Tecnomaniacos
UnMeroTecnologico
VidaParalela
Nekuromansa
Superfantasy