La eyaculación precoz es una de las disfunciones sexuales masculinas más comunes, aun así esta disfunción no sólo tiene consecuencias fisiológicas desastrosas también tiene repercusiones mentales tanto en quien la padece como en la pareja, dentro de las consecuencias mentales más notables encuentra la aparición del sentimiento de vergüenza, cuando ésta aparece el hombre tiende a negar su condición por lo que no busca ningún tipo de ayuda o tratamiento que mejore su condición sexual, lo más triste de este trastorno es que puede prevenirse y curarse de manera fácil si se cuenta con una buena información.
La eyaculación precoz se define dentro de la sexología, como la disfunción sexual masculina en la que el hombre se vuelve incapaz de identificar y controlar las fases de excitación sexual. En una relación normal existen cuatro fases diferentes, cuando la pareja llega a la fase llamada meseta ambos disfrutan del placer sexual aumentando y disminuyendo la excitación hasta el punto donde se produce el orgasmo que por lo general es de forma voluntaria. Es en este punto donde se manifiesta el problema pues el eyaculador precoz no permanece en la fase de la meseta sino que de forma apresurada tiene lugar una excitación rápida e incontrolada, esto pasa siempre o casi siempre antes, durante o dentro de los cinco minutos posteriores a la penetración de la pareja.
Dicha incapacidad para retrasar el orgasmo en casi todas las relaciones tiene consecuencias personales muy negativa tales como signos de malestar, incomodidad, miedos e incluso llega al punto de evitar toda intimidad sexual. Muchas dudas surgen cuando se empieza a pensar en que se puede estar padeciendo de eyaculación precoz, la principal duda que asalta a los hombres es como saber si se es eyaculador precoz.
El eyaculador precoz no tienen control voluntario, es decir no puede decir en qué momento debe eyacular sino que es el cuerpo el que indica cuándo hacerlo, la forma más sencilla de evaluar si es o no un eyaculador precoz es por medio de una evaluación durante una relación sexual, donde el paciente se da cuenta si es capaz o no de percibir las sensaciones previas al orgasmo y por lo tanto pueda identificar cuando va a eyacular y pueda retrasar o hasta retener este reflejo.
Esta disfunción es de fácil solución siempre y cuando se recurra a los expertos de forma rápida para buscar así un tratamiento para la eyaculación precoz que se acomode a su caso, no todos los pacientes tienen las mismas causas y por lo tanto se debe manejar de forma individual.

Si desea recibir mas informacion sobre una cura para la eyaculación precoz o ejercicios y desea averiguar sobre las curas para la eyaculacion precoz existentes puede visitar este link www.NoMasEyaculacionPrecoz.com

¿Que opinas sobre este tema?