Usar el preservativo de una manera correcta aumenta considerablemente su eficacia. La mayoría de preservativos masculinos vienen enrollados sobre sí mismos y están diseñados para colocarse en la punta del glande y desenrollarse a lo largo del cuerpo hasta el inicio del pene en erección.

Debe colocarse sobre el pene erecto inmediatamente después de conseguir la erección y antes de cualquier contacto con la vagina o ano de la pareja. La cavidad del extremo superior debe quedar libre de aire para poder almacenar el semen después de la eyaculación.

Se recomienda el no uso del  doble preservativo ya que es mucho más fácil su rotura, debido a la fricción de las dos superficies de látex no lubricadas.

Si la vagina de la pareja no está lo suficientemente lubricada, es aconsejable el uso de lubricantes. El lubricante a usar dependerá del material del preservativo que utilicemos. Con los condones de látex se aconsejan lubricantes con base acuosa, glicerina o silicona médica. Los de poliuretano pueden usarse con cualquier tipo de lubricante sin que se estropeen.

Una vez terminado el acto, se recomienda sujetar la base del preservativo a la hora de retirar el pene de la vagina, para evitar que se quede dentro, lo que puede ocasionar contagios o embarazo.

Hay preservativos especialmente diseñados para sexo anal, más gruesos por lo que es más difícil que se rompan. No se recomienda el uso de preservativos de poliuretano en estos casos.

¿Que hago con los preservativos ya usados?

Se recomienda envolverlo y tirarlo a la basura, nunca por el inodoro ya que puede atascar la tubería.

Los preservativos son de un solo uso.

¿Y si se rompe?

Es muy poco habitual que un preservativo se rompa si se usa correctamente y se guarda de manera adecuada.

Varios estudios realizados nos aportan estos datos:

  • Los de látex  se rompen solo un 0,4% (o sea 4 de cada 1000).
  • Los de poliuretano se rompen el 4% (4 de cada 100).

Las parejas que utilizan preservativos de poliuretano tienen 9 veces más posibilidades de rotura frente a las que usan látex.

Las principales causas de rotura es el mal uso. Lo más frecuente es no dejar el espacio para el semen en el extremo del mismo, o están caducados o han sido expuestos al calor o fueron rotas por las uñas o dientes sin darnos cuenta. Si se usan de  forma adecuada, esto no tiene por qué suceder.

En caso de romperse, como procedo:

  • Para evitar ETS: lavarse con agua tibia, evitar productos higiénicos agresivos, esto limita los riesgos de infección pero no te protege completamente contras las ETS. Si existe un riesgo real de infección es aconsejable acudir a un centro de prevención en las 48h siguientes, sino es así también es aconsejable realizarse la prueba del VIH durante los 15 días siguientes y después repetirla cada tres meses para asegurarte que no has contraído el VIH.
  • Para evitar un posible embarazo: la mejor opción es tomarse la píldora del día después. Lo mejor es tomarla durante las 12h siguientes al accidente, es cuando es más efectiva, aunque tienes tiempo hasta las 72h posteriores. Puedes comprarla en la farmacia y se vende sin receta médica.

Ventajas e inconvenientes:

Ventajas:

  • Económicos y se venden sin receta
  • Fáciles de colocar y usar
  • Sin efectos secundarios
  • Protegen contra algunas ETS

Inconvenientes:

  • Pueden disminuir la sensación durante la relación sexual
  • Para que sean efectivos deben colocarse perfectamente
  • No se pueden usan en personas alérgicas al látex
  • No protege  con el HPV ( virus del papiloma humano)

¿Que opinas sobre este tema?