La eyaculación precoz afecta al 30% de los hombres a nivel mundial pero desgraciadamente sólo un 10% de este porcentaje busca una solución para tratar con este problema. Esta disfunción es uno de los mayores motivos de consulta masculina en los consultorios sexólogos pero al generar fuertes sentimientos de vergüenza muy pocos hombres se atreven a hablar sobre esto y entran en un estado de negación en el que no son capaces siquiera de comentarlo con su pareja.
Hace algunos años este padecimiento no se incluía dentro de las disfunciones sexuales, recién fue incluido hacia los años 60, antes de eso los hombres no mostraban ninguna de preocupación por su control eyaculatorio, incluso el acto sexual era contemplado básicamente con fines reproductivos. A medida de que las concepciones fueron cambiando, la mujer descubrió su derecho al goce sexual colocando el asunto de la sexualidad como un instrumento de placer y comunicación íntima para la pareja.
Como ya vimos la eyaculación precoz es muy común dentro de los hombres y si usted lo tiene en este momento no se preocupe, con un buen tratamiento y una buena ejercitación puede lograr dominar su cuerpo y su mente y así podrá dar más satisfacción a su pareja, algunos apuntes que pueden ayudarlo con esto son los siguientes:
1. Aprender respirar: Saber respirar adecuadamente trae efectos positivos a su cuerpo, puede lograr reducir la ansiedad y los niveles de stress, de una manera natural puede hacer que el cuerpo libere los niveles de stress es por medio de la eyaculación, por lo que respirar de manera adecuada es importante. Trata de respirar con el abdomen y no con el pecho, inhalar por tres segundos y exhale por cuatro, practicando esto todos los días llegar a un punto donde lo hará de manera inconsciente y notara como a la hora del encuentro sexual se sentirá más relajado y podría enfocarse de manera más fácil para durar más.
2. Detectar la eyaculación: Todo proceso sexual tiene cuatro fases de excitación, estabilización orgasmo y por último la resolución. Reconocer estas fases es fundamental para aprender a durar más, pues permitirá evaluar el nivel de excitación entre 1 y 10 para mantenerse en 8.
3. Al masturbarse tome su tiempo: Cuando se masturbe no lo haga de forma rápida y por salir del paso, tómese su tiempo. En la adolescencia aprendemos a mastúrbanos de forma rápida por miedo a ser descubiertos o simplemente porque se quiere llegar al clímax de forma rápida. Es mejor que al momento de masturbarse se tome su tiempo y traté de durar al menos unos 15 minutos, cuando crea que va a llegar al orgasmo pare, descanse un momento y continúe esto le ayudara a manejarse mejor en el acto sexual.
4. Ejercitar el músculo PC: El músculo perineo ayuda a controlar la erección y la eyaculación, estos son los mismos músculos que se aprietan cuando se decide cortar la orina. El ejercicio es sencillo, se deben contraer por cinco segundos y descansar, lo recomendable es hacer 20 repeticiones al día. Al fortalecerlos y contraer los cuándo se sienta que se va a eyacular se puede detener la eyaculación.
Recuerde buscar de inmediato una cura para la eyaculación precoz que le permita recuperar el control de su vida sexual y frene de raíz los efectos secundarios que tiene esta disfunción cuando se le permite evolucionar.

Si desea recibir mas informacion sobre una cura para la eyaculación precoz o ejercicios y desea averiguar sobre las curas para la eyaculacion precoz existentes puede visitar este link www.NoMasEyaculacionPrecoz.com

1 comentario en “Tips para controlar la eyaculación precoz”

  1. miguel saavedra dice:

    quiero saver mas sobre el tratamiento de la eyaculacion precoz

¿Que opinas sobre este tema?