Los sex shops, son relativamente un negocio joven, pero aun más en provincias, donde la moral y los tabúes a un siguen siendo un obstáculo para disfrutar del sexo con plenitud.

En Estados Unidos y Europa, sigue siendo una de las actividades más remuneradas y atractivas, lo cual garantiza un gran futuro económico y prometedor, la venta de artículos y novedades sigue creciendo, fue en 1996 cuando estos tipos de tienda llegan para quedarse.

Pedro, dueño de dos tiendas de sex shop, me dijo que “cuando abrí por primera vez las puertas de una de mis tiendas en la ciudad hace ya algunos años, la gente temía entrar, no estaba acostumbrada a este tipo de negocios, los tabúes no permitían la nueva llegada de este mercado del sexo”.

Indicó que actualmente hay más difusión en cuanto al sexo, “la población no se espanta como hace todavía 10 años, el sexo es muy bonito pero sobre todo que lo hagan con responsabilidad”.

En las tiendas, se encuentra una variedad de artículos para adultos, que va desde consoladores de diferentes colores y tamaños, cabinas para ver las películas, alquiler y venta de películas, muñecas inchables entre otros juguetes sexuales.

Es un gran negocio, pero para el que va comenzando, es difícil porque al principio poco es lo que se vende, por lo que los negocios dejan un monto económico considerable para vivir, por lo que dejo claro, que el mercado es tan extenso que no dudo en que en un futuro no muy lejano se convierte en un gran negocio, el cual permita vivir mucho mejor.

La demanda de consoladores y vibradores en las tiendas es regular, ya que lo que más se vende y es rentable son las películas eróticas, destacando que hay gente que solo visita el lugar por curiosidad y no adquieren nada.

De 10 personas que a asisten a una tienda, tal vez 3 o 4 sean los que compren, los productos actualmente son algo caros, pero la realidad es que si se venden, hay gente que invierte mucho dinero en juguetes sexuales y películas eróticas.

Por otro lado, existe una paridad entre hombres y mujeres que adquieren este tipo de productos, ya que el mercado es para ambos.

Los hombres no tienen pena en entrar, las mujeres todavía tienen un poco de reparo, pero ya es parejo, en general lo que más adquieren tanto hombres como mujeres son los juguetes para adultos, las mujeres entran con la finalidad de adquirir productos para su despedida de soltera.

Estos negocios están abiertos para todos, incluyendo a homosexuales, lesbianas, transexuales y de todo tipo de preferencia sexual, refiriendo que no existe una edad precisa para que se puedan admitir en las tiendas, solo no se  deja entrar a menores de edad.

Los juguetes que tiene más demanda son esencias, condones de diferentes tamaños colores y sabores, películas eróticas, lubricantes, pepitos con forma de pene.

Algunas veces no se cuenta con algún artículo, lo que se trata es de conseguirlo, para que el cliente este satisfecho y regrese.

¿Que opinas sobre este tema?