Los ejercicios de Kegel fueron creados por el Dr. Arnold Kegel para fortalecer el músculo pubocoxigeo, con el objetivo de prevenir, tratar y/o curar los problemas de incontinencia urinaria, más adelante se supo que se funcionaria también para eyaculación precoz. Para poder realizar los ejercicios de Kegel lo primero que debes hacer es localizar el músculo pubocoxigeo o músculos del piso pélvico. Para poder fortalecer tu músculo pubocoxigeo es importante que te tomes el tiempo necesario para asegurarte de que estás ejercitando los músculos correctos, es posible que tengas que intentar encontrarlo varias veces, así es que tómate tu tiempo.
Existen varias maneras de encontrarlo, por ejemplo cuando estés orinando, trata de detener el chorro de orina por completo y nuevamente continua orinando, en ese momento el músculo que actúa para detener la micción es el músculo pubocoxigeo. Otra manera para ubicar el musculo correcto si se te dificulta detener el chorro de orina de forma voluntaria, entonces imagina que alguien entra al baño mientras estás orinando y necesita parar de hacerlo. El músculo pubocoxigeo es el que debe fortalecer día a día, no solo para curarse de la eyaculación precoz sino también para prevenir otros problemas de tipo urinario.
Ahora que ha encontrado el músculo del piso pélvico, lo puede ejercitar aun cuando no tenga que orinar solo tiene que seguir estos sencillos pasos: Apriete el músculo por cinco segundos (cuente diez mil 1, diez mil 2, diez mil 3, diez mil 4, diez mil 5.) relájese y apriete nuevamente durante 5 segundos más. Puede hacer de 10 a 20 ejercicios de Kegel de tres a cuatro veces al día.
Otra manera de realizar los ejercicios musculares es la siguiente: Apriete los músculos del ano (como si estuvieras evitando ir al baño), mantenga la contracción durante 5 segundos, luego relaje el músculo del piso pélvico y repita este ejercicio de contracción y relajación de 10 a 20 veces por día. Con el paso de los días puedes intensificar la cantidad de contracciones. Al hacer los ejercicios de Kegel recuerde no detener la respiración, no empujar hacia abajo, apriete los músculos al mismo tiempo que imagina que está tratando de levantarlos, no apriete los músculos del estómago, glúteos o muslos, relájese después de cada repetición.
Es recomendable combinar esta técnica con otras o con medicamentos para controlar la eyaculación precoz, buscar ayuda de profesionales en casos graves y recuerde siempre que todo se vale en el momento de encontrar la mejor solución, no deje pasar demasiado tiempo para tomar la decisión de buscar una cura para la eyaculación precoz efectiva y que frene las consecuencias.

Si desea recibir mas informacion sobre una cura para la eyaculación precoz o ejercicios y desea averiguar sobre las curas para la eyaculacion precoz existentes puede visitar este link www.NoMasEyaculacionPrecoz.com

¿Que opinas sobre este tema?