La eyaculación precoz es un problema que afecta a miles de hombres a nivel mundial, es la segunda disfunción sexual más frecuente en el hombre y puede aparecer en cualquier edad, aunque ciertas creencias dicen que este es un padecimiento generalmente de los jóvenes que están iniciando su vida sexual y son más vulnerables a ser ansiosos en cuanto al tema del sexo. Valga aclarar que esta enfermedad no sólo afecta al hombre sino que también aqueja a la mujer o a la pareja, pues ésta se siente insatisfecha con la relación cuando el hombre alcanza de forma apresurada el orgasmo debido a que no tiene espacio para lograr el orgasmo propio.
La eyaculación precoz puede definirse como la incapacidad controlar de forma voluntaria el reflejo eyaculador es decir que esta se presenta sin lograr ningún control antes, durante o dentro de los cinco minutos posteriores a la penetración de la pareja, esta situación no solamente genera problemas físicos, de hecho los problemas más importantes que genera son los psicológicos ya que el hombre entra en un estado de frustración, decepción, rechazo y miedo que pueden llevarlo a evitar la intimidad sexual para no sufrir episodios de eyaculación precoz, lo más preocupante es que aunque existe una alta tasa de hombres sufriendo de este mal, los que buscan una cura o tratamiento son muy pocos debido al sentimiento de vergüenza que lleva consigo la enfermedad, valga decir que este trastorno sexual se puede prevenir y tratar fácilmente si se dispone de una buena información.
Las causas de este mal son muy variadas, las más habituales son aquellas causas de origen psíquico-emocional por lo general están asociadas a la ansiedad, la inseguridad, el temor al fracaso, la depresión, stress, problemas de pareja entre otros, cualquiera de estos puede ser un detonante para problemas de eyaculación precoz, esto se presenta más que nada en eyaculadores del segundo tipo o aquellos que tuvieron una vida sexual normal hasta un determinado punto y perdieron el control.
Otra causa pueden tener un origen educacional, nos referimos a que el aprendizaje sexual empieza generalmente en la exploración de las sensaciones a través de la masturbación, pero en nuestro entorno social la masturbación se ve como algo malo pecaminoso, lo que condiciona a los jóvenes en el ejercicio de la masturbación de manera que buscan eyacular de forma rápida para así evitar que sus padres los descubran y reprima, estas situaciones condicionan la respuesta sexual del hombre al que debe ser de forma rápida.
Por último tenemos las causas de origen orgánico que realmente son poco frecuentes y pueden ser por lesiones de la uretra y próstata, problemas neurológicos que interfieren con las vías nerviosas que ejercen o controlar el reflejo eyaculador, infecciones en el tracto urinario entre otras. Existen gran número de terapias para tratar de controlar la eyaculación precoz, sin embargo las experiencias de cada paciente difieren de uno a otro, tal vez la recomendación que más puede sonar es tratar el descontrol eyaculador en pareja y con ayuda podrá restablecer la armonía emocional de la persona y de la pareja, recuerde buscar una cura para la eyaculación precoz que le ayude a manejar la raíz particular de su problema.

Si desea recibir mas informacion sobre un tratamiento para la eyaculación precoz o ejercicios y desea averiguar sobre las curas para la eyaculacion precoz existentes puede visitar este link www.NoMasEyaculacionPrecoz.com

¿Que opinas sobre este tema?