La eyaculación precoz se presenta, cuando el hombre tiene un orgasmo demasiado rápido y sin control, es decir el hombre no puede decidir cuándo quiere que suceda sino que por el contrario aparece cuando el menos lo espera, este mal afecta a 1 de cada 5 hombres en algún grado que si se convierte en un problema que se presente de forma constante, termina interfiriendo tanto en el placer sexual de la pareja como en su relación cotidiana y puede llevar a una ruptura de esta. Hoy en día se define a la eyaculación precoz como la falta de control voluntario sobre el reflejo eyaculador y ya no se tiene en cuenta como en un principio la cantidad de movimientos pélvicos, el tiempo o la respuesta de la pareja.
Ese problema se origina la gran mayoría de veces por factores psicológicos como son el estrés, la ansiedad o el miedo a enfrentar la relación, todas estas traen al hombre una serie interrogantes o afirmaciones que disminuyen la confianza en sí mismo, pensamientos tales como “saldrá mal”, “la dejaré insatisfecha” o “que va a pensar de mí” que llevarán al hombre a sufrir un temor al fracaso y estar en un estado obsesivo por no fallar, lo que resulta en un aumento de neurotransmisores a nivel cerebral que aceleran la respuesta de los reflejos en especial del reflejo eyaculatorio. Esto se ve reflejado en algunos casos donde el hombre presenta episodios de eyaculación precoz con determinadas parejas ante las que se sienten inferiores o que desean con muchas ansias quedar bien y en casos contrarios, es decir donde la pareja no le interesa, llegan a retardar la eyaculación y la controlan todo lo que desean.
Las consecuencias de la eyaculación precoz es que originen casos en que el hombre no percibe sensaciones agradables o placenteras cuando está el acto sexual, ya que no puede concentrarse en otra cosa que no sea el intento desesperado de controlar la eyaculación y en las consecuencias con la pareja al no poder tardar más tiempo, esto se encuentra más que todo en relaciones donde el hombre desea que su pareja disfrute plenamente del acto sexual y donde la mujer también lo desea y lo exige. Sin embargo en aquellas relaciones donde el hombre tiene un comportamiento machista y la mujer juega un papel de sumisión, el hecho de tener eyaculación precoz se vuelve intrascendente y puede llegar a pasar el hombre nunca se entere que la sufre.
En muchos casos donde el hombre desea una relación igualitaria, la falta de control sobre la eyaculación lleva a generar sentimientos que son percibidos en su vida social y laboral y llega repercutir en relaciones personales. Estos hombres se vuelven tímidos, retraídos, inseguros y con un fuerte miedo al fracaso, generalmente son personas con altos niveles de desconcentración.

Si desea saber más sobre eyaculación precoz, tratamientos para la eyaculación precoz o si desea saber más sobre una cura para la eyaculación precoz efectiva y desea averiguar sobre diferentes técnicas, pastillas, medicinas o medicamentos y ejercicios para la eyaculación precoz puede visitar este link http://www.NoMasEyaculacionPrecoz.com

¿Que opinas sobre este tema?