La eyaculación precoz es un problema que afecta al 40% de los hombres a nivel mundial y se encuentra en segundo lugar como la disfunción sexual más frecuente en los hombres, aunque este porcentaje es alto y es el de mayor motivo de consulta, se sabe por estadísticas que sólo un 15% de los afectados buscan una solución, esto se debe a que los primeros sentimientos que llega a generar tal padecimiento es el de la vergüenza, por desgracia muchos de los pacientes se dejan dominar por este y evitan a toda costa hablar o siquiera mencionar el problema, tal actitud puede llevar a un estado de negación que sólo terminará perjudicando a quien lo padece. Valga aclarar que una vez avanza no solamente afecta la parte fisiológica del hombre sino también afecta su estado mental, llevándolo a sufrir de frustración, decepción y rechazo y en los casos más graves lleva al paciente a aislarse, estados de depresión y miedo.
Al seguir la historia de la eyaculación precoz nos damos cuenta que hasta hace muy poco es considerada una disfunción sexual, anteriormente se entendía como un síntoma más asociado a la impotencia, por lo tanto la información que se tiene sobre este padecimiento puede variar según la persona que lo padezca, justo en este punto encontramos los mitos y las realidades que puede acarrear tal situación. Dentro de estos mitos, podemos encontrar los siguientes:
La eyaculación no es algo que se pueda controlar: Esta es una afirmación no del todo cierta, si bien es cierto que en el momento en que se produce la expulsión seminal no se puede controlar, también es cierto que el hombre pueda aprender a controlar el reflejo eyaculatorio, esto sucede de la misma forma que aprendemos a controlar la vejiga cuando somos niños y se hace por medio de la ejercitación del músculo pubocoxigeo.
La eyaculación precoz no afectará la vida sexual: Las realidad es completamente contraria, esto se debe a que cuando usted se encuentra en el acto sexual será inminente la presencia de la ansiedad por la posibilidad de tener un episodio de eyaculación precoz, haciendo difícil que se relaje y disfrute de la experiencia. También hay una alta probabilidad de que la pareja no consiga satisfacción sexual y con el tiempo empezará evitar los encuentros sexuales para no tener este tipo de frustración.
Existen cientos de curas para la eyaculación precoz que le ayudaran con su problema siempre y cuando ponga un poco de su parte, no permita que la enfermedad avance en su contra, desde el momento en que la detecte empieza una cuenta en su contra para evitar repercusiones a su vida integral, no permita que le gane la partida, usted tiene el poder de ganarle a esta enfermedad.

Si desea recibir mas informacion sobre un tratamiento para la eyaculación precoz o ejercicios y desea averiguar sobre las curas para la eyaculacion precoz existentes puede visitar este link www.NoMasEyaculacionPrecoz.com

¿Que opinas sobre este tema?