www.sexshoplelo.net

 

 

En nuestro país, que desgraciadamente siempre ha estado plagado de creencias religiosas y mitos absurdos, la practica del sexo ha sido siempre cuestionada, pero más aún en los días de Semana Santa.

Decían nuestros ancestros que no se podía tener sexo durante los últimos 4 días de pascua por que te quedarías “pegado a tu pareja”…

Como sabemos nuestro adorados abuelos, ” a quienes le debemos la vida” siempre tienden a hacernos creer varias cosas relacionadas a esta época de pascua, sobre todo cuando, conocieron al vecino que le pasó, cuenta sobre todos los amigos que padecieron de este extraño acontecimiento, lo mejor de todo, es que lo cuentan de una manera que es tan creíble que no cabe el derecho a la duda.

Por supuesto los lugares de citas estaban controlados, ya que las multas podían ser considerables, incluso hace unos años los sex shop, y en general todo lo que tenía que ver con el sexo.

Ni que decir tiene que a una prostituta no se le ocurría salir a prestar sus servicios en ninguna parte, y si así fuera, los clientes podían incluso ser juzgados. ¿Increíble? Pues es cierto.

Pero las creencias no sólo se dirigían hacía el sexo, sino a todo aquello que nos podría suponer un placer.

Por ejemplo una placentera ducha o baño de espuma era para nuestros antepasados sinónimo de convertirse en sirena o un horrible pescado. Así que la higiene personas parecía no corresponderse con estos días concretos.

Otras creencias más antiguas y no solo de España, sino de muchos países sudamericanos. Como por ejemplo no subir a un árbol, porque se corre el riesgo de convertirse en mono. Los bebés que nazcan el Viernes Santo pueden traer el anticristo….

Las creencias mencionadas forman parte de una larga lista relacionada con la Semana Santa, que en un pasado no muy lejano llegaban a provocar temores en la gente.

No acatar estas creencias significaba no respetar a Jesús, por no haber guardado duelo por su muerte, al derivar la mente a cosas ajenas a su sufrimiento, lo cual merecía castigo divino. Ahora, prácticamente sólo los abuelos se acuerdan de estos mitos.

 

¿Que opinas sobre este tema?