Una de las disfunciones sexuales más frecuentes en el hombre es la eyaculación precoz, es tal vez la disfunción sexual más frecuente en la primera mitad de la vida sexual del hombre, de echo es el segundo mayor motivo de consulta masculina en los consultorios sexológicos. El hecho de que esta disfunción sexual sea tan frecuente es bastante preocupante ya que del total de afectados son muy pocos que realmente buscan una ayuda un tratamiento para esta disfunción sexual, esto suele suceder porque acompañando al problema de la eyaculación precoz generalmente viene un gran sentimiento de vergüenza, esto hace que el hombre de largas al problema hasta que por fin logra tomar valor y buscar un tratamiento efectivo contra la eyaculación precoz.

Hace ya algunos años esta disfunción sexual no estaba dentro de la tabla de problemáticas sexuales que tenían los sexólogos, más bien se encontraban dentro de los síntomas de la problemática de la impotencia, sin embargo esto hacía que los hombres no mostraran ningún tipo de preocupación por su control eyaculatorio y a su pareja tampoco le interesaba, pues el sexo sólo era visto con fines reproductivos lo que para muchas mujeres lo convertía en un acto que tenían que soportar o una carga más del matrimonio, así que en cuanto la relación fuese más rápida era mucho mejor para ambas partes de la pareja pues era menor al compromiso que tenían que mostrar. Hoy en día las concepciones sobre esta problemática fueron cambiando, la sexualidad pasa a ser consideradas un instrumento de placer y comunicación y la eyaculación precoz pasó a ser vista como lo que es, un problema con el que muchos tiene que vivir a cuestas.

Para buscar una solución lo primero que debemos buscar es a que nos enfrentamos para esto debemos tener en cuenta cómo se percibe y cómo se define lo que es la eyaculación precoz hoy en día, se puede definir como una de las disfunciones masculinas en la que el hombre no identifica ni controla las fases de excitación sexual haciéndole eyacular de forma incontrolada siempre o casi siempre antes, durante o dentro de los cinco minutos posteriores a la penetración de la pareja. Esta incapacidad de retrasar la eyaculación en las relaciones tiene consecuencias personales negativas que van desde malestar e incomodidad hasta evitar el contacto sexual y la intimidad.

Ciertos casos de disfunción eréctil, pueden llegar a provocar problemas de eyaculación precoz, sobre todo cuando esta última está en las primeras etapas donde el paciente es capaz de conseguir una erección parcial. En este caso lo que sucede es que se alcanza una sobre excitación con el objeto de conseguir la erección completa y esto acaba provocando la eyaculación prematura. Valga recordar que al buscar un tratamiento para la eyaculación precoz se debe estar bien informado para evitar problemas que puedan empeorar la situación.

Si desea recibir mas informacion sobre una cura para la eyaculación precoz o ejercicios y desea averiguar sobre las curas para la eyaculacion precoz existentes puede visitar este link www.NoMasEyaculacionPrecoz.com

¿Que opinas sobre este tema?