La eyaculación precoz es la disfunción sexual masculina más común y menos tratada a nivel mundial, se piensa que cerca del 70% de los hombres han sufrido o sufren de algún tipo o grado de eyaculación precoz, la razón para que este mal sea tampoco tratado es que cuando llega a la vida del paciente genera un fuerte sentimiento de vergüenza y esté decide quedarse callado y negar su situación sin saber que sólo empeora el problema, aun cuando éste mal no tiene un rango de edad es explícito para su aparición se puede decir que en los hombres jóvenes generalmente aparece por situaciones de timidez e inexperiencia y que en algunos de ellos, casi la mayoría, el problema desaparecerá con el tiempo. En aquellos adultos que aparece mucho tiempo después de sus primeras experiencias generalmente se originan por problemas de estrés, la depresión y otros que pueden afectar la salud mental y emocional.
Por las razones anteriores la eyaculación precoz se puede dividir en dos tipos. Aquellos que son eyaculadores precoces del tipo primario se reconocen por qué la disfunción apareció desde sus primeros actos sexuales y nunca han tenido relaciones satisfactorias con una pareja, generalmente se relaciona como causa principal los malos hábitos; durante la masturbación en la que el adolescente se da prisa por eyacular debido a la ansiedad por alcanzar el orgasmo o por falta de privacidad.
Los secundarios son reconocidos porque tuvieron el control sobre su reflejo eyaculatorio durante un lapso de tiempo, pero lo perdieron después de algún evento o situación que se ha producido un choque emocional o haya aumentado sus niveles de estrés y en última estancia también a largos períodos de inactividad sexual.
Cuando el paciente desconoce la información existente sobre eyaculación precoz, tiende generalmente a culpar a su pene por este problema, valga aclarar que el epicentro de este se encuentra en la mente, pues es ésta la que se encarga de percibir y gestionar los impulsos sexuales que se relacionan con la excitación física y mental; durante la masturbación la mente es encargada de crear una fantasía para conseguir la autoexcitación y en ocasiones esta está mal orientada desde la infancia al punto que se produce una sobre excitación mental que lo hace eyacular cuanto antes y la mente no es capaz de canalizar la excitación sexual por el cuerpo sino que la acumula en el pene.
Es importante saber canalizar la excitación sexual para que ésta no se acumule y provoque malos episodios sexuales. Recuerde que existen muchas curas para la eyaculación precoz, que son efectivas desde las primeras apariciones de la disfunción, es importante tomar medidas a tiempo antes de que el mal empeore.

Si desea saber más sobre eyaculación precoz, tratamientos para la eyaculación precoz o si desea saber más sobre una cura para la eyaculación precoz efectiva y desea averiguar sobre diferentes técnicas, pastillas, medicinas o medicamentos y ejercicios para la eyaculación precoz puede visitar este link http://www.NoMasEyaculacionPrecoz.com

¿Que opinas sobre este tema?