La eyaculación precoz es una disfunción sexual que afecta a un 40% de la población masculina pero sólo un 20% de ellos busca alguna ayuda médica especializada, el resto sea por vergüenza o por miedo no busca ningún tipo de tratamiento o cura para la eyaculación precoz, sin darse cuenta que esto lo único que hace es agravar el problema, este es un mal que avanza en grados y entre más alto es el grado, más difícil es encontrar un tratamiento que sea rápido, valga aclarar que todos los grados pueden ser manejados y contrario de lo que se cree, la eyaculación precoz es un problema con miles de tratamientos y todos ellos con una cosa en común y es que el paciente debe tener paciencia y disciplina para que realmente funcione.
Ahora bien, para definir la eyaculación precoz podemos decir que esta es la segunda disfunción sexual más frecuente en el hombre, fisiológicamente hablamos de la incapacidad del paciente para controlar el reflejo eyaculador lo que desencadena que el hombre eyacule de forma prematura, una forma de verlo en tiempo es que eyacule antes o inmediatamente después de la penetración de la pareja, pero la realidad es mucho más amplia ya que esto afecta no solamente la parte fisiológica sino también la parte mental del individuo, provocando sentimientos de frustración, decepción, rechazo y múltiples miedos.
Han surgido muchos mitos acerca de este mal, más que nada porque al sentir vergüenza se acude siempre a las personas que esperamos nos pueda comprender, y aunque estas son personas de confianza y sus consejos sean dados con la buena intención, pueden tener una información errónea basada en comentarios que han escuchado del común.
Uno de esos mitos escuchados frecuentemente es que la eyaculación precoz puede ser consecuencia de la infertilidad, sinceramente no existe una relación de ningún tipo entre infertilidad y eyaculación precoz, de hecho estas dos patologías son completamente independientes y no tienen ningún punto que pueda conectarse, ya que la eyaculación precoz no disminuye para nada el conteo de esperma presente en el semen.
También se escuchado que los tratamientos con antidepresivos son la forma óptima de tratar este mal, aunque realmente existen algunos tratamientos basados en pastillas anti depresivas que son utilizados por muchos profesionales, no se considera que sea la mejor alternativa para tratar esta disfunción ya que este tipo de compuestos sintéticos tiene un efecto secundario que se puede asociar al retraso el orgasmo en el hombre, pero asimismo pueden causar otros efectos que pueden resultar adversos a la salud. Existen muchos tratamientos basados en técnicas y ejercicios que pueden solucionar el problema, además también se presentan los medicamentos naturales que en su mayoría suelen no tener efectos secundarios y están diseñados para tratar la eyaculación precoz como objetivo primario por lo que no se ve la necesidad de utilizar fármacos.
Recuerde que una vez reconocido el problema no puede tardar la búsqueda de una cura para la eyaculación precoz para evitar la evolución de este mal y por lo tanto poder corregir el inconveniente lo antes posible y poder recuperar el control de su cuerpo.

Si desea recibir mas informacion sobre un tratamiento para la eyaculación precoz o ejercicios y desea averiguar sobre las curas para la eyaculacion precoz existentes puede visitar este link www.NoMasEyaculacionPrecoz.com

¿Que opinas sobre este tema?