La eyaculación precoz es un mal que afecta a muchos hombres a nivel mundial, pocos de ellos buscan una ayuda profesional, ya que uno de los efectos secundarios que aparece con mayor rapidez es el sentimiento de vergüenza y esto impide que el paciente pueda comunicar su problema o tan siquiera admitirlo, llegando a puntos donde la persona llega a negar que tiene un problema de disfunción sexual, la mejor recomendación que se pueda hacer es que busque de manera pronta una solución al problema, pues entre más tiempo pase sin tener un tratamiento la disfunción se complicará haciendo más difícil y extensa la recuperación, sin llegar a decir que el paciente no se recuperará pues casi en un 90% de los casos de afectados se ve una recuperación exitosa.
La eyaculación precoz tiene distintas definiciones, una de las que más se utiliza actualmente es que el paciente es incapaz de controlar voluntariamente el reflejo eyaculador, es decir la eyaculación se presente sin poder lograr su control. Algunos criterios que se usan para definir si el hombre sufre o no esta disfunción es la ausencia de control voluntario sobre la eyaculación, la insatisfacción del propio hombre o su pareja con respecto al tiempo que tardan eyacular, pues se producen más rápido de lo que se desea, las relaciones sexuales son demasiado rápidas y no dan tiempo que la pareja logre un orgasmo.
Cuando este problema se presenta en los jóvenes, estos se sienten confundidos y pueden buscar información a veces en los lugares menos indicados o con las personas erróneas, es en esos momentos cuando pueden surgir mitos por información errónea o percepciones aisladas de las personas. Dentro de estos comentarios encontramos por ejemplo que la masturbación es la causa más frecuente de la eyaculación precoz, la verdad es que no existe una relación lineal entre la eyaculación precoz y la masturbación, es decir que la masturbación es independiente de la disfunción, claro está que no significa que los hombres que la practican no puedan sufrir de la disfunción, así también aquel que no la práctica puede que igual la sufra.
La confusión de esta afirmación se produce por que el paciente pudo haber generado malos hábitos debido a una forma en la que aprendió a masturbarse, pues cuando el paciente joven está aprendiendo el camino rápido es el de la masturbación y ya sea por cuestión de hormonas o por falta de privacidad e incluso de sentimientos de culpa implantados por otras personas que hacen ver la masturbación como algo que está mal o es pecaminoso, el paciente se auto-estimula de forma acelerada o rápida a fin de terminar prontamente y sin un control voluntario creando un mal hábito.
Ahora bien debido a que la eyaculación es un reflejo, adquirirá sus características según el aprendizaje orgánico, si el individuo siempre tu orgasmos rápidos por ansiedad durante la masturbación, lo más seguro es que el aprendizaje haya sido de forma errónea y lo cual deriva en un lapso de tiempo corto para llegar al clímax dentro de una relación sexual con una pareja.
Tenga presente que todo reflejo voluntario es modificable, así como cuando de pequeño le decían que caminara más derecho para que no le saliera joroba, es posible modificar los espacios de la eyaculación, existen cientos de curas para la eyaculación precoz que pueden ayudar a mejorar este reflejo y poder controlarlo a voluntad tal como ahora usted puede decidir mover determinada parte del cuerpo en determinado momento. No le de espera a buscar una cura para la eyaculación precoz, cuanto más tarde en empezar el tratamiento, más esfuerzo le llevara concluirlo.

Si desea recibir mas informacion sobre un tratamiento para la eyaculación precoz o ejercicios y desea averiguar sobre las curas para la eyaculacion precoz existentes puede visitar este link www.NoMasEyaculacionPrecoz.com

¿Que opinas sobre este tema?