La eyaculación precoz es un problema que afecta al 40% de la población masculina a nivel mundial y aunque esta cifra es tan elevada, la cantidad de personas que buscan tratamiento sólo es del 20% e incluso puede llegar a ser menor. Es entendible ya que este mal provoca sentimientos de vergüenza entre los hombres que la padecen además de que en muchos casos ataca a los más inexpertos es decir la población joven, esto sin descartar que este mal pueda afectar a hombres de cualquier edad. Los jóvenes están expuestos a riesgos más serios que pueden llevar a comprometer su salud sexual e incluso pueden llevarlos al borde de la muerte, llegando a estos extremos en los casos que la inexperiencia busca ayuda en cualquier lado y puede encontrarla en las personas menos indicadas, es importante que los jóvenes tengan buena información que les permita tomar las decisiones correctas.
La eyaculación precoz es la segunda disfunción sexual que afecta más a los hombres, siendo la disfunción eréctil la primera, dentro del ámbito de la sexología se conoce la eyaculación precoz como aquella disfunción en la cual el hombre eyacular antes de lo deseado, ya que el paciente no puede controlar el reflejo eyaculador y por lo tanto el orgasmo se puede presentar antes, durante o inmediatamente después de penetrar a la pareja, dependiendo del grado de avance en que se encuentre el paciente.
Los jóvenes al intentar resolver este problema por su propia cuenta pueden encontrarse con conceptos que llegan a ser en mitos y que por desgracia son recomendados por amigos o conocidos que tal vez han tenido el mismo problema y han recurrido a estos supuestos “tratamientos” sin darse cuenta que a larga sólo está empeorando su situación. Uno de estos supuestos tratamientos es ingerir alcohol, marihuana u otros alucinógenos para curar la eyaculación precoz.
Muchas drogas como el alcohol, la marihuana y la cocaína, llegan a tener un efecto secundario que retrasa el tiempo de llegada al orgasmo o eyaculación, esto sucede ya que al ingerir estas sustancias entre los síntomas se registra un retardo en los reflejos para reaccionar, por lo que somos más lentos para responder o accionar rápidamente; al ser la eyaculación un reflejo voluntario como la acción de caminar, de igual forma se ve afectado por la ingesta de estos componentes.
Aunque el efecto causado es el deseado, a largo plazo el uso de estos alucinógenos desarrollan casos disfunciones sexuales más serias, dentro de las conocidas esta la disfunción eréctil, repetir eyaculación prematura y en muchos casos la pérdida del deseo sexual, esto sin contar la grave posibilidad de desarrollar adición a los psicotrópicos o de volverse alcohólico, por eso bajo ningún punto de vista de la ingesta de estas drogas sean legales o no, pueden considerarse como curas para la eyaculación precoz, existen compuestos naturales que no tendrán efectos secundarios ni dañaran la salud del paciente por lo que no se encuentre sentido alguno a utilizar estos compuestos alucinógenos.

Si desea recibir mas informacion sobre un tratamiento para la eyaculación precoz o ejercicios y desea averiguar sobre las curas para la eyaculacion precoz existentes puede visitar este link www.NoMasEyaculacionPrecoz.com

¿Que opinas sobre este tema?