La eyaculación precoz es la segunda disfunción sexual que más se presenta en el hombre, este problema atañe a más del 30% de la población masculina a nivel mundial y se observa en hombres de cualquier edad contrario las creencias populares de que sólo afecta a hombres jóvenes que están iniciando su vida sexual, existen casos clínicos que demuestran que lo han sufrido hombres de hasta 60 años, la realidad es que la eyaculación precoz afecta a un gran porcentaje de los hombres causándoles frustración, decepción, rechazo y miedo.
Algunos años atrás, este problema no se consideraba como una disfunción sexual de hecho se percibía más como un síntoma común asociado a la impotencia, con el paso de los años la eyaculación precoz fue evolucionando y presentando aspectos concretos en los hombres afectados, diferentes fases de gravedad del problema, relación entre malos hábitos sexuales y la aparición de esta disfunción entre otros. Hoy en día se considera una disfunción sexual y es la preocupación diaria de muchas parejas.
Aunque este problema afecta física y mentalmente al hombre en su gran mayoría, también afecta a la pareja debido a que la mujer se siente insatisfecha con la relación cuando el hombre alcanza de forma rápida la eyaculación pues el tiempo no le permita alcanzar un orgasmo dejando a ambos integrantes insatisfechos. Este tipo de situaciones trae que con el tiempo la mujer desarrolle una frigidez secundaria, haciendo que evite los contactos sexuales por miedo a que se presenten de nuevo los episodios de eyaculación precoz, todo esto aunado a la creciente evolución del problema terminará por hacer que la convivencia entre la pareja sea desastrosa y termine en una separación.
La inyaculación o eyaculación retrógrada es una técnica que es muy practicada por aquellos que tiene conocimientos al respecto y han ejercitado bastante su músculo perineal, esta técnica no consiste en cortar el orgasmo sino en cortar el flujo de semen, esto se hace contrayendo el músculo perineal buscando bloquear el canal que pasa en la base de la próstata e impidiendo que el semen fluya durante el orgasmo. El pene cuenta con sensores de expulsión en su parte superior y al realizar este ejercicio el cerebro no detecta que el semen haya salido y por lo tanto se asocia con que no se logró un orgasmo por lo tanto no se desactiva la energía sexual ni se pierde la erección o excitación después de la eyaculación.
Esta es una técnica realmente sencilla de aplicar, trae consigo enormes beneficios y puede ayudar con el problema de la eyaculación precoz. Lo más recomendable cuando existen este mal es que busque ayuda ya que si no lo hace puede destruir no solamente su vida sexual sino también su vida social, sus relaciones interpersonales y otras más, inmediatamente identifique padece de esta disfunción debe busque una cura para la eyaculación precoz que erradique este problema de raíz y le permita recuperar el control de su vida.

Si desea recibir mas informacion sobre una cura para la eyaculación precoz o ejercicios y desea averiguar sobre las curas para la eyaculacion precoz existentes puede visitar este link www.NoMasEyaculacionPrecoz.com

¿Que opinas sobre este tema?