La eyaculación precoz es uno de los problemas más frecuentes para los hombres, esta disfunción sexual afecta a 1 de cada 4 hombres a nivel mundial, erróneamente se piensa que es un problema de los hombres jóvenes que están empezando esta ahora sus experiencias sexuales. Clínicamente se ha demostrado lo contrario, pues existen casos incluso en hombres de más de 60 años, valga decir que este problema afecta al hombre de forma física y perturba a ambos integrantes de la pareja de forma mental. La mujer se siente insatisfecha con la relación cuando el hombre alcanza de forma rápida la eyaculación pues en la mayoría de los casos el tiempo no le permite alcanzar un orgasmo.
La definición aceptada actualmente para la eyaculación precoz es cuando el hombre tiene dificultad persistente para controlar voluntariamente su reflejo eyaculador, es por esto que el hombre no es capaz de identificar ni controlar las fases de excitación sexual así que eyacula incontroladamente antes, durante, o dentro de los cinco minutos posteriores a la penetración de la pareja. Esta incapacidad para controlar su reflejo eyaculador traer consecuencias negativas tales como signos de malestar, incomodidad, angustia, frustración y la posibilidad de que la persona evite la intimidad sexual para evitar volver a sentir la vergüenza por repetir un episodio de eyaculación precoz.
El músculo perineal o músculo pubocccigeo tiene forma de hamaca y se extiende desde la base de la columna hasta el hueso púbico, este mismo músculo es el que se contrae para controlar el flujo de orina, además produce espasmos involuntarios durante el orgasmo. Cuando se ejercita este músculo se lleva no solamente a tener erecciones más fuertes y seguras, también se incrementan las sensaciones durante el orgasmo. Como cualquier otro músculo este empieza debilitarse con la edad y es aquí cuando aparecen los problemas disfunción eréctil o eyaculación precoz.
Existen dos tipos de ejercicios para este músculo, los que se hacen simplemente para ejercitarlo y los que se efectúan durante el acto sexual para resistir o incluso detener el proceso eyaculatorio, esos ejercicios son fáciles de hacer si tiene la información adecuada, se debe tener mucho cuidado al realizarlos ya que como cualquier otro músculo este puede desgarrarse o incluso romperse con resultados catastróficos. Los ejercicios que se realizan a cabo durante el coito son contracciones controladas que pretenden bajar el nivel de tensión o disminuir el nivel de excitación para bajar los síntomas del proceso eyaculación. Son muy efectivos y fáciles de ejecutar una vez que se saben dominar. Si esto se hace periódicamente nunca se sufrirá de problemas disfunción eréctil ni eyaculación precoz.
Si en este momento usted ya no puede prevenir la aparición de esta disfunción es necesario que practique estos y otros ejercicios con el fin de lograr una cura para la eyaculación precoz efectiva, puede apoyarse en medicamentos naturales que aceleren el proceso de recuperación y evite los desastrosos efectos secundarios.

Si desea recibir mas informacion sobre una cura para la eyaculación precoz o ejercicios y desea averiguar sobre las curas para la eyaculacion precoz existentes puede visitar este link www.NoMasEyaculacionPrecoz.com

¿Que opinas sobre este tema?