La eyaculación precoz es un problema que afecta al 30% de la población masculina, es la segunda disfunción sexual más frecuente en el hombre a nivel mundial y este problema no sólo afecta la parte fisiológica, sino también la parte mental del paciente causándole sentimientos de vergüenza, frustración, decepción, rechazo y miedos. La eyaculación precoz se define generalmente dentro del ámbito de la sexología, como la disfunción sexual por la cual el hombre eyacula ante de lo esperado y esto sucede por un reflejo involuntario que impide que el paciente pueda controlar su orgasmo.

Este mal tiene una amplia gama de tratamientos desde los del tipo medicinal hasta los de tipo natural o herbario, debe tener presente que los tratamientos existentes no son curas mágicas que arreglaran el problema de un día para otro y para esto es mejor tener algunos ejercicios que pueden ayudar a mejorar de forma más rápida; estos son algunos consejos que pueden reforzar los tratamientos que el paciente esté realizando.

El primer consejo consiste en la técnica de contraer el músculo pubocoxigeo. Para poder realizar esta acción debe haber ejercitado estos músculos en una fase previa una de las formas más detalladas para realizar este ejercicio es la técnica de Kegel. Lo que debe hacer es contraer los músculos PC (son los mismos que se usan cuando se desea tarar el flujo de orina) cuando perciban las primeras sensaciones de posible eyaculación, con esta acción imposibilita la rápida expulsión de semen y en consecuencia la llegada al orgasmo.
El segundo punto que puede ayudarle en este proceso es trabajar sobre la respiración, éste es un aspecto de gran importancia al momento de eyacular, pero muy pocos tienen en cuenta a la hora de buscar soluciones. El control del flujo respiratorio consiste en realizar respiraciones prolongadas y pausadas pero siempre manteniendo un ritmo constante durante el acto sexual. Aquellos que logran dominar el flujo respiratorio pueden llegar también a lograr un control voluntario sobre el reflejo eyaculador.

Por último, pero tal vez destacándolo como uno de los puntos más importantes, consiste en concentrarse en las sensaciones, pues muchos hombres tienen la falsa idea de que al desviar los pensamientos durante el acto sexual puede controlar la eyaculación. Esto no es más que uno de los tantos mitos que existen alrededor de este padecimiento, por el contrario el hombre debe estar muy concentrado en las sensaciones que rodean el acto sexual ya que al pensar en esta estimulación se puede ayudar a controlar la eyaculación.
Esta disfunción tiene varios tipos de tratamientos para la eyaculación precoz que le permitirán recuperar el control de su vida sexual, valga decir que son mas recomendados aquellos que utilizan métodos naturales que no conlleven efectos secundarios.

Si desea recibir mas informacion sobre una cura para la eyaculación precoz o ejercicios y desea averiguar sobre las curas para la eyaculacion precoz existentes puede visitar este link www.NoMasEyaculacionPrecoz.com

¿Que opinas sobre este tema?