La eyaculación precoz se da en hombres de cualquier edad, el caso se presenta cuando el paciente eyacula antes de lo deseado, estadísticamente se sabe que un 40% de la población masculina sufre algún tipo de eyaculación precoz y se ha visto aumentado considerablemente esta cifra en los últimos tiempos y aun así sólo un 15% consulta el problema con un sexólogo experto. Esta es una cifra que lamentablemente no aumenta y es entendible que el hombre sienta vergüenza o frustración por la situación y por esta razón entre en un estado de negación que será perjudicial a largo plazo.
Esta disfunción sexual puede definirse como la incapacidad el paciente de identificar o controlar las fases de excitación sexual y provoca una eyaculación incontrolada que se presenta antes, durante o inmediatamente después de la penetración de la pareja, se habla de un tiempo promedio de cinco minutos donde el hombre pierde todo control sobre su reflejo eyaculación. Esta inhabilidad para retrasar la eyaculación en las relaciones sexuales presenta consecuencias personales negativas, por lo general la angustia y la frustración son las primeras en presentarse. Hoy en día existe varios métodos y tratamientos que pueden ayudarle a solucionar este problema que van desde pastillas y tratamientos farmacológicos hasta planes de ejercicios físicos que pueden mostrar efectividad siempre y cuando la persona tenga perseverancia y disciplina.
Una técnica conocida es la llamada eyaculación retrógrada o inyaculación, las personas que la practican tienen un gran conocimiento de esta y tienen muy fortalecido el músculo Pubocoxigeo para poder aplicarla. Esta técnica suele ser confundida con la intención de cortar el orgasmo lo cual es una idea errónea, del ejercicio real consiste en cortar el flujo de semen presionando con fuerza (o contrayendo el músculo PC) en el canal que pasa en la base de la próstata, impidiendo que el semen fluya durante el orgasmo. Debido a que los sensores de expulsión del semen se encuentran en el glande o cabeza del pene, el cerebro no detecta esta eyaculación aunque sí haya habido un orgasmo y al no detectarla el cerebro no desactiva la energía sexual impidiendo así perder la erección y excitación. Esta técnica es muy practicada por la cultura Taoísta e incluso era practicada como método anticonceptivo.
Tenga presente que independientemente de la cura para la eyaculación precoz que escoja, no debe demorar su iniciación, recuerde que este padecimiento evoluciona, cambia y se modifica a sí mismo, no precisamente a su favor, si lo deja avanzar las consecuencias o enfermedades posteriores pueden y serán más traumáticas que la inicial.

Si desea recibir mas informacion sobre un un tratamiento para la eyaculación precoz o ejercicios y desea averiguar sobre las curas para la eyaculacion precoz existentes puede visitar este link www.NoMasEyaculacionPrecoz.com

¿Que opinas sobre este tema?