La eyaculación precoz siempre ha sido un tema tabú en la sociedad,  motivo de vergüenza para los hombres en general y definitivamente no es el mejor tema para hablar con los amigos mientras se toman unas cervezas. A pesar de que al 75% de los hombres lo han experimentado por lo menos una vez en la vida, sobre todo en la adolescencia, difícilmente usted podrá hablar de este tema con otro amigo. El real problema se presenta cuando esta afección fisiológica trasciende más allá de la etapa de impulsos e inexperiencia de la edad púber y si convierte en algo repetitivo que le sigue sucediendo en la mayoría de encuentros sexuales. Este problema puede convertirse en un motivo de disgustos y frustraciones cuando usted tiene una pareja estable y se da cuenta que no puede satisfacer a su pareja, o peor aún, cuando usted ve que su pareja queda insatisfecha por la prontitud de su eyaculación.

Antes de adentrarnos en el tema aclaremos algunos términos para hablar todos en el mismo idioma, primero que nada suele haber una confusión entre eyaculación precoz e impotencia y a fin de evitar malos entendidos empecemos por aclarar que la eyaculación precoz se da cuando el hombre eyacula o culmina su orgasmo mucho antes de que la pareja lo haga o incluso en los casos más graves se presenta la eyaculación incluso sin penetración; mientras que la impotencia es la incapacidad de mantener el miembro erecto ni siquiera para una eyaculación precoz. Ambos son problemas graves para cualquier hombre ya que ambos cuestionan su “hombría” pero por el momento nos concentraremos solo en el primero.

Teniendo los términos claros coloquémonos en la situación de una pareja que presenta esta enfermedad, porque, como lo decíamos anteriormente, se convierte en un problema de dos cuando se tiene una pareja estable. Sería importante que pudieras hablar con tu pareja sobre este problema. Es bueno encontrar el momento y ser lo más sincero posible. Su pareja debe saber lo que está pasándole para que pueda ayudarlo en caso de que usted decida llevar un tratamiento para la eyaculación precoz basado en ejercicios de fortalecimiento de los músculos que controlan la eyaculación. Recuerde que estos planes de ejercicios son de varios tipos, unos los debe realizar usted solo, mientras otros los debe realizar con ayuda de su pareja (si usted no tiene pareja podrá realizar variaciones de esos ejercicios).

Si usted definitivamente no quiere hablar de este tema con su pareja, entonces puede intentar otro tipo  tratamiento para la eyaculación precoz, como pastillas o suplementos que aumentan el control eyaculatorio. De cualquier forma usted también puede combinar un plan de ejercicios con pastillas que le ayuden a controlar la eyaculación precoz, para resultados inmediatos.

Usted debe tomar esta realidad con toda la madurez del caso y sobre todo buscar una solución. Muchas veces esta anomalía se presenta por algo tan básico como el estrés  que puede ser tratado con facilidad si se hace inteligentemente, por el contrario de ser tratado de forma inadecuada puede recaer en problemas más graves y complejos.

Si desea recibir mas informacion sobre la eyaculacion precoz ejercicios para la eyaculacion precoz y desea averiguar sobre las curas para la eyaculacion precoz existentes puede visitar este link www.NoMasEyaculacionPrecoz.com

1 comentario en “La eyaculación precoz, un problema de pareja”

  1. DR. ROSAS NAVA dice:

    Hola: soy el Dr. Rosas Nava, urologo. Considero adecuada la información, así como lo relvante del punto que se toca en esta nota, ya que el problema de la EP no afecta sólo al hombre que la padece, sino también a su pareja, en quien se desencadena una insatisfacción terrible. Por este motivo se busca encontrar cada vez mejores opciones y más efectivas para su manejo. Actualmente se cuenta con múltiples opciones de manejo cque van desde los ejercicios hasta el uso de medicamentos, encontrandose como más efectivo el uso de medicinas como la dapoxetina, ya que ayuda a prolongar el tiempo antes de lograr una eyaculación. Lo mejor siempre será que si presentas EP, debes acudir con un especialista en urología para una valoración adecuada. Saludos

¿Que opinas sobre este tema?