La eyaculación precoz es un problema que se presenta en casi 40% de la población masculina a nivel mundial, al contrario lo que se piensa no solamente afecta a los jóvenes sino que clínicamente se tienen casos de hombres desde el inicio de su vida sexual hasta hombres de 60 años o más, esta disfunción sexual es una de las más frecuentes y también es una de las menos tratadas pues uno de las primeras repercusiones que trae sufrir esta enfermedad es la vergüenza que no deja que el hombre busque una solución de forma rápida sin saber que este trastorno sexual se puede prevenir y curar de forma fácil si se cuenta con una buena información.
Otras complicaciones que presenta la eyaculación precoz una vez que recorrió un significativo camino, es que el hombre desarrolla sentimientos de frustración y decepción además de estados de ánimo depresivos, de aislamiento, rechazo y hasta miedo. La eyaculación precoz puede definirse como una disfunción sexual masculina en la que el hombre no es capaz de identificar ni controlar las fases de excitación sexual lo que conlleva a que eyacule de forma incontrolada siempre o casi siempre antes, durante o inmediatamente después de la penetración de la pareja. Dicha incapacidad para retrasar la eyaculación trae una consecuencia para el paciente llevándolo a desvalorar su propia imagen y afectará todos los aspectos de su vida y más preocupante aún lo llevará al aislamiento y a evitar el contacto intimidad sexual.
Muchas veces los hombres que no tienen el conocimiento suficiente acerca del tema de disfunciones sexuales masculinas, vinculan los episodios de eyaculación precoz a un problema en su miembro y valga aclarar que la realidad es que el problema está en la mente, el cerebro es el que se encarga percibir y gestionar los impulsos sexuales relacionados con la excitación física y mental durante el acto sexual. Se debe recordar que la mente es la encargada de crear la fantasía sexual, ya sea positiva o negativa y esto puede verse afectado por problemas psicológicos como la tensión laboral, la angustia, el stress o la ansiedad. En algunos casos la excitación está mal controlada desde la adolescencia por lo que se produce una sobre-excitación mental con el objeto de eyacular cuanto antes y está también puede ser una de las principales causas de eyaculación precoz.
Se pueden encontrar algunas causas orgánicas de la eyaculación precoz aunque estos son sumamente excepcionales y están basados en problemas urológicos o neurológicos, estos pueden aparecer tras un periodo de normalidad entendida como “razonable control eyaculatorio” y cuando el paciente es entrevistado puede verse como el asocia la alteración orgánica con el problema eyaculación precoz. Debemos considerar factores orgánicos como la presencia de procesos inflamatorios e infecciosos de la próstata o uretra tales como la prostatitis crónica o uretritis posterior. Debe recordar que una vez detectado el problema usted tendrá los días contados para hallar una cura para la eyaculación precoz a fin de frenar su proceso evolutivo de forma que no se agrave la situación además de que sea más fácil de solucionar.

Si desea recibir mas informacion sobre un tratamiento para la eyaculación precoz o ejercicios y desea averiguar sobre las curas para la eyaculacion precoz existentes puede visitar este link www.NoMasEyaculacionPrecoz.com

¿Que opinas sobre este tema?