www.sexhoplelo.net

Cadadía aumenta el número de páginas de contactos para encontrar pareja. En las que se busca una relación estable o simplemente un encuentro sexual.

Nadie es ajeno que internet ha cambiado radicalmente las costumbres de estar en contacto con personas en busca de una relación, bien sea esta con fines matrimoniales, o simplemente en busca de una aventura.

De hecho las páginas más serías para poner en contacto a personas solteras o separadas confiesan que más de un treinta por ciento de sus suscriptores son casados y casadas en busca de una aventura esporádica.

Por el contrario, otras ofrecen a aquellos que se registren encontrar una relación puramente sexual.

Pero si antes, muchas mujeres no querían sexo nada más conocer a una persona, ahora es tal la predisposición al encuentro que simplemente basta con que la persona que has conocido por la red, sea de tu agrado. Lo de quedar otra vez será ya fruto del destino.

Sin embargo, entre los datos que se manejan la gran mayoría de mujeres que mantienen relaciones sexuales en la primera cita, no suelen contarlo, ya que aún existe un cierto pudor social además de un miedo a ser juzgadas por su entorno.

Las mujeres llevan en sus espaldas, el mandato del “deber ser” y “parecer” una mujer ideal para casarse, y dentro de este mandato si tenemos sexo casual con alguien pueden ser consideradas como mujeres libertinas y poco confiables. Al menos, es lo que podemos leer entre líneas -en algunos casos- o escucharlo directamente en otros. A diario, desde muchos lugares pero sobre todo desde la publicidad tradicional la mujer sigue siendo un ama de casa feliz de limpiar su casa y cuidar de sus hijos. Es por todo esto que mientras las mujeres piensan aún en los prejuicios y en el “qué dirán” los hombres viven sin culpa tal situación. Ellos no lavan ropa, ni lavan los platos frente a un entorno social que sigue siendo machista, ellos simplemente  se preparan para tener sexo con cuántas mujeres quieran.

Entonces, ¿qué actitud tomar en estos casos?. El sexo casual se puede dar o no, conseguirlo está siempre en manos de las mujeres, que deben dejar a un lado sus posibles represiones.

Dejémonos llevar por nuestra intuición, esa que todas tenemos y nos salva de meter la pata en muchos casos, porque una mujer libre debe tomar las riendas de su vida en todos los aspectos. Y después de todo, pasar un buen momento es una condición humana que disfrutan tanto hombres y mujeres.

Desde aquí lanzamos una serie de pautas que toda mujer debe tener en cuenta para estos encuentro casuales.

 

1. Elegir un hotel en lugar de la casa de uno, y no olvidar usar una lencería erótica para la ocasión.

2. Avisarle a tus amigas con quien te fuiste.

3. No ocultarlo, el día después, si son tus verdaderas amigas no             tienen por qué juzgarte.

4. Cuidarse siempre, el tema del preservativo fundamental. O si te apetece usar juguetes eróticos, déjalo para otra ocasión. Puedes dejar absorto a la otra persona.

5. No tomar decisiones cuando estás bajo los efectos del alcohol.

6. No aceptar presiones pero escuchar y decir lo que te gusta y no.

7. No pensar que te volverá a llamar.

8. No enamorarte, aunque parezca una locura hay muchas que se enamoran de esa persona con la que han tenido lujuria de una noche.

9. Si te da su número puede volver a repetirse si ambos quieren, pero…tómalo con calma.

10. Por último recuerda que el sexo casual no es intimidad es sólo sexo exprés no da para quedarte abrazado como lo harías con una pareja.

Si bien no es el mejor sexo que alguien pueda tener en su vida, porque el buen sexo requiere de ciertos condimentos como la confianza, la conexión e intimidad con el otro que son imposibles de lograr en una noche, la experiencia puede valer la pena. El sexo casual tiene en su composición una adrenalina propia que pone en primer lugar el placer.

 

¿Que opinas sobre este tema?