La eyaculación precoz es una disfunción sexual masculina en la que el hombre se vuelve incapaz de identificar las diferentes etapas y es por esta misma razón que tampoco puede controlar dichas fases por lo que no puede estar en la fase de la meseta, que es donde la pareja disfruta del acto sexual con sino que da lugar a una excitación rápida e incontrolada que hace que siempre o casi siempre eyacule prematuramente antes, durante o entre los cinco minutos posteriores a la penetración de la pareja, esta incapacidad para retrasar el orgasmo en casi todas las relaciones tiene consecuencias personales negativas tales como incomodidad, angustia, malestar, vergüenza, frustración e incluso puede llegar a generar que la persona evite todo tipo de situación de intimidad sexual.

A pesar de ser un mal muy común es el menos tratado, como lo dijimos en un inicio por el sentimiento de la vergüenza ya que para un paciente hablar de este problema muchas veces puede ser confundido con la percepción de masculinidad que tiene de sí mismo, sin embargo lo imperativo en esta situación es que la eyaculación precoz es un problema que se puede prevenir y curar fácilmente si se cuenta con una buena información. Es posible que cuando se busque información sobre este problema pueden aparecer ciertas ideas e incluso verdades dichas a medidas, que llegan a generar los famosos mitos y pueden crear más problemas que soluciones a ser tomados en serio.

Uno de estos mitos es que el alcohol, la cocaína, la mariguana y otras drogas psicotrópicas son apropiadas para el control de la eyaculación precoz, la verdad es que uno de los efectos secundarios de este tipo de sustancias es la inhibición de los reflejos tales como la eyaculación, sin embargo hay otros efectos secundarios que son graves y se deben que tener en cuenta. La realidad es que el abuso de estas sustancias a mediano plazo puede causar problemas de disfunción eréctil, incremento de la eyaculación precoz, incapacidad para alcanzar orgasmos, entre otros muchos efectos secundarios, incluso existen algunos medicamentos antidepresivos que sirven dentro del tratamiento de la eyaculación precoz pero no deben ser tomados a la ligera y siempre deben ser supervisados estrictamente por un médico o sexólogo.

Esta disfunción sexual que afecta a tantos hombres tienen muchas formas de ser tratada, lo más aconsejable es que busque un tratamiento para la eyaculación precoz que le ayude y se acomode a sus necesidades sin que pueda generar otros problemas que terminen deteriorando su salud no sólo en el ámbito sexual y no en el ámbito general.

Si desea recibir mas informacion sobre una cura para la eyaculación precoz o ejercicios y desea averiguar sobre las curas para la eyaculacion precoz existentes puede visitar este link www.NoMasEyaculacionPrecoz.com

¿Que opinas sobre este tema?