La eyaculación precoz es la disfunción sexual más común en el mundo y también la menos tratada por la simple razón de que genera una gran carga de vergüenza y las personas que lo padecen no tienen idea de que la eyaculación precoz es un trastorno sexual que se puede prevenir y curar fácilmente si se dispone de una completa información y disposición para hacerlo.
Valga decir que la realidad de la eyaculación precoz es que no sólo afecta la parte física del paciente sino también ataca su parte psicológica y la de la pareja, causando sentimientos de frustración y estados de decepción en él, mientras que en ella puede llegar a generar apatía hacia la relación sexual pues se llega a sufrir de una falta de motivación para hacer el amor por la ausencia del orgasmo y esto puede llegar a generar un tipo de frigidez secundaria como consecuencia principal del padecimiento de la pareja.
La eyaculación precoz puede definirse como una disfunción sexual masculina en la que el hombre no es capaz de identificar ni controlar las fases de la excitación sexual, por lo que llega al orgasmo de una forma incontrolada antes, durante o después de la penetración. Dicha incapacidad para retrasar la eyaculación en todas o casi todas las penetraciones traer consecuencias personales negativas. Esta enfermedad puede clasificarse en 4 grados y cabe resaltar que lo más peligroso de este trastorno sexual es que se desarrolla de forma apresurada y puede pasar de un grado a otro en cuestión de meses o incluso semanas.
El primer grado de la eyaculación precoz es el más leve, por lo general es causada por el stress, problemas en el trabajo o alguna preocupación por un exceso de responsabilidades, incluso puede presentarse por un largo periodo de inactividad sexual. Se asocia generalmente a los eyaculadores del tipo secundario y tiene como regla que ocurre ocasionalmente en momentos de alta tensión emocional y el tiempo de duración del acto se registra entre 5 y 7 minutos como máximo.
El segundo grado se presenta de forma acelerada cuando no se dispone de un tratamiento que ayude al paciente, en este grado la disfunción sexual es crónica y es necesaria la intervención profesional. Se asocia con eyaculadores precoces del tipo secundario y el tiempo se demore el acto sexual no va más allá de los 4 minutos.
El tercer grado de la eyaculación precoz sea da cuando el paciente se ve envuelto en el stress y el nerviosismo convierte a su mente en la presa, se convierte en un problema psicológico y se asocia con eyaculadores precoces tanto del tipo primario como del secundario (en este grado es donde empiezan los eyaculadores del tipo primario), aquí el paciente ya ha evolucionado a un problema crónico donde suele eyacular justo al penetrar a la pareja.
El grado cuatro que es el más severo la eyaculación precoz, aquí la enfermedad se ha vuelto un trastorno, los problemas psicológicos son serios pues la persona llega a desvalorar su propia imagen afectándolo en todos los aspectos de su vida incluidos el trabajo y las relaciones sociales, este grado de eyaculación precoz se asocia con eyaculadores precoces del tipo primario y secundario. La duración del paciente en el acto sexual que se encuentra en este grado es nula ya que eyacula antes de penetrar a su pareja.
Entender este padecimiento y su desarrollo le ayudara a buscar una cura para la eyaculación precoz, que se acomode a su tiempo y le ayudara a liberarse del problema de una vez por todas.

Si desea recibir mas informacion sobre una cura para la eyaculación precoz o ejercicios y desea averiguar sobre las curas para la eyaculacion precoz existentes puede visitar este link www.NoMasEyaculacionPrecoz.com

¿Que opinas sobre este tema?