Mucho puede decirse sobre la eyaculación precoz, ¿qué es?, ¿Qué ataca?, ¿Cuáles son sus causas?, ¿Cómo se puede tratar? entre otras muchas preguntas todas con una respuesta, sin embargo como todo acontecimiento en nuestros días la eyaculación precoz es algo que llega sin avisar, puede presentarse en cualquier momento en cualquier lugar y afectar a cualquier persona; al igual que muchas otros padecimientos también ha tenido su proceso evolutivo durante la historia y es importante conocer cómo esta enfermedad pasó, no sólo de ser algo secundario en el hombre a convertirse en un gran problema que debe enfrentar diariamente sino también como esta enfermedad afecta a la pareja, como pasó de ser una simple enfermedad a ser incluso un causal válido para una separación legal dentro de un matrimonio, también hay que ver cómo la revolución sexual femenina afecto la ideas sobre este tema y sobre la real importancia de esta enfermedad.
Años atrás, la eyaculación precoz no era vista como una disfunción sexual, antes de los años 60 el hombre no mostraba ninguna preocupación por tener un control sobre la eyaculación, además de que la pareja tampoco se preocupaba por este aspecto, de hecho el aspecto de la relación sexual servía básicamente con fines reproductivos y como una carga más dentro del matrimonio, por lo que entre menor fuera el tiempo de la relación sexual menor era el compromiso, la pareja no tenía comunicación afectiva.
Nuevos conceptos fueron llegando y fueron cambiando la percepción de la sexualidad que paso a ser considerada instrumento de placer y comunicación entre la pareja, en ese momento las mujeres entendieron que tienen derecho de disfrutar del sexo y que era algo que había sido negado hasta el momento, a partir de los años 60 la eyaculación precoz fue considerada como un verdadero impedimento dentro de las relaciones sexuales, aunque aún se le ve como un trastorno menor que causa muchos problemas por lo menos en la parte médica.
Podemos ver cómo el concepto de “el placer era cosa de hombres” pasó a ser cosa del pasado, pues negaba la sexualidad femenina e incluso llevaba a la idea de que el placer sexual femenino se vinculaba a una mujer dudosa, pero a partir de la década de los 80 y los 90 el hombre pasó a ser responsabilizado del orgasmo de la mujer, esto generó en algunos hombres sentimientos de culpa cuando la ausencia de este orgasmo se hacía presente, es aquí cuando la sexología debió imponer una mejor forma acerca del diagnósticos de eyaculación precoz, pues en muchos casos habían falsas etiquetas que al ser revisados nuevamente debieron diagnosticarse como anorgasmia femenina, cuando esto sucedió la idea de la responsabilidad del hombre acerca del placer del sexo femenino se desmoronó y la idea de que el orgasmo era un asunto fisiológico que solo correspondía al hombre desapareció por lo que se entendió que era responsabilidad de cada individuo independientemente de su género.
Después de toda la que se ha tenido que vivir para comprender mejor este mal, hay que decir que ya está mejor informado, por lo que le será más sencillo buscar una cura para la eyaculación precoz y solucionar este percance de forma satisfactoria.

Si desea recibir mas informacion sobre una cura para la eyaculación precoz o ejercicios y desea averiguar sobre las curas para la eyaculacion precoz existentes puede visitar este link www.NoMasEyaculacionPrecoz.com

¿Que opinas sobre este tema?