Mucho se discute sobre la problemática de la eyaculación precoz pues muchas son las definiciones que han surgido con el correr del tiempo, incluso en un principio esta problemática no era vista como una disfunción sexual sino más bien como un síntoma más del problema de la impotencia, con el tiempo y gracias a varios estudios se pudo ver el problema como realmente es, una disfunción sexual que afecta a más del 40% de los hombres a nivel mundial no sólo de forma física sino que también afecta la parte psicológica, pues aun cuando la cifra de afectados es tan alta la cifra de tratados es muy baja ya que el primer problema psicológico que causa esta enfermedad es la vergüenza y es por esta que los hombres poco o nada recurren a buscar soluciones sino que guardan silencio hasta que el problema es muy complicado de tratar sin llegar a decir que sea incurable.
Valga decir que el tratamiento para la eyaculación precoz debe siempre estar basado en una buena información pues es por este medio que se puede recuperar una vida sexual satisfactoria y para esto una de las primeras cosas que debemos tener en cuenta es la definición sobre qué es la eyaculación precoz que se tiene hoy en día y si es posible ver cómo ha sido su evolución en el tiempo. La definición utilizada hoy en día es que la eyaculación precoz o prematura es una disfunción sexual masculina en la que el paciente se vuelve incapaz de identificar las bases de excitación sexual, en una relación sexual normal la excitación aumenta de forma progresiva pasando por las siguientes fases: comienzo, excitación, penetración, meseta y orgasmo.
En la fase de meseta es donde la persona disfruta del placer sexual aumentando y disminuyendo por medio de la excitación hasta el momento en que de forma voluntaria (a menudo cuando la mujer del orgasmo) se produce el clímax u orgasmo, es aquí donde el eyaculador precoz falla, pues en cambio de mantenerse en la fase de la meseta sufre de una excitación acelerada que lo lleva directamente al orgasmo. Dicha incapacidad trae como consecuencias negativas como signos de malestar, incomodidad, angustia, frustración y en los casos más graves el paciente llega al punto le evita los episodios de intimidad sexual.
Valga decir que este problema puede parecerlo los hombres de casi cualquier edad que hayan iniciado su vida sexual y es un problema que si no es tratado a tiempo puede llegar a repercutir en la pareja hasta el punto de disolver la unión de esta. Por esta razón se les sugiere a los pacientes que busque un tratamiento para la eyaculación precoz que le permita recuperar el control de su vida sexual.

Si desea recibir mas informacion sobre una cura para la eyaculación precoz o ejercicios y desea averiguar sobre las curas para la eyaculacion precoz existentes puede visitar este link www.NoMasEyaculacionPrecoz.com

¿Que opinas sobre este tema?