La eyaculación precoz es una de las disfunciones sexuales más comunes en los hombres, se cree que el 40% de los hombres a nivel mundial se han visto afectados por esta enfermedad, por desgracia también hay que decir que es una de las menos tratadas, esto ocurre porque una de las primeras consecuencias que trae este problema es el sentimiento de vergüenza que puede llevar al paciente incluso a un estado de negación del problema y puede pasar a ser un problema crónico.
La eyaculación prematura se considera como una disfunción sexual masculina, en la que el hombre no es capaz de identificar ni controlar las fases de excitación sexual (son tres fases, la excitación, la meseta y el orgasmo), esto hace que el hombre eyacule de forma incontrolada siempre o casi siempre antes, durante o dentro de los cinco minutos posteriores a la penetración de la pareja; La eyaculación precoz afecta directamente al hombre cuando se encuentra en la fase de la meseta, que debe ser la fase donde el hombre permanece más tiempo, en cambio de esto el eyaculador precoz no se mantiene en esta faceta sino que tiene lugar una excitación rápida e incontrolada que reduce el tiempo de las relaciones, son tan rápidos que no le dan tiempo a la pareja para lograr el orgasmo.
Otra razón para que la gente no busque ayuda profesional, es que está enfermedad como cualquier otra ha sido mitificada por muchas personas y en muchos lugares, además muchas personas piensan que tienen la respuesta y la solución o que saben todo lo necesario sobre esta disfunción sexual.
Un ejemplo de esto se presenta en el mito de que los tratamientos con antidepresivos son la mejor forma de tratar la eyaculación precoz, si bien es cierto que la afirmación tiene un cierto de verdad, también hay que decir que muchos profesionales consideran que hay mejores alternativas para los tratamientos de eyaculación precoz.
Los antidepresivos, son compuestos farmacéuticos que pueden tener un efecto secundario asociado con el retraso el orgasmo en el hombre, pero también pueden originar otros efectos adversos; existiendo los tratamientos que utilizan técnicas físicas y compuestos orgánicos naturales, no se ve que el paciente tenga la necesidad de utilizar ningún tipo de fármaco antidepresivo como alternativa de tratamiento.
Muchos son los mitos que se desarrollan alrededor de este padecimiento, sin embargo lo más responsable que se puede hacer al buscar una cura para la eyaculación precoz, es buscar una información verídica y profesional que nos lleve a un tratamiento efectivo.

Si desea recibir mas informacion sobre una cura para la eyaculación precoz o ejercicios y desea averiguar sobre las curas para la eyaculacion precoz existentes puede visitar este link www.NoMasEyaculacionPrecoz.com

¿Que opinas sobre este tema?