La eyaculación precoz es un problema muy recurrente en los hombres sin importa su edad ni la experiencia que se tengan, se calcula que todo hombre presenta al menos un episodio de eyaculación precoz por lo menos una vez en su vida, y se cree que al menos el 40% de la población masculina a nivel mundial sufre de algún síntoma de eyaculación precoz más constante, además en el mundo por lo menos el 28% de la población masculina sufre de eyaculación precoz crónica. Podemos empezar por definirle que es en si la eyaculación precoz, la mejor explicación que se puede dar es que es una disfunción sexual donde el hombre pierde la capacidad de controlar el reflejo de la eyaculación haciendo que tenga un orgasmo con eyaculación en un tiempo muy corto y como consecuencia ni su pareja ni él pueden disfrutar de la relación sexual, el tiempo del que se habla es antes de o durante los cinco minutos después de la penetración de la compañera. Ahora bien, supongo que se estará preguntando, ¿cuál es el tiempo estimado en una relación para una satisfacción de la pareja como tal? Pues le damos unas pautas…
Veamos esto de la siguiente manera, se estima que la duración media del coito son 14 minutos desde la penetración hasta la eyaculación, esto no significa que sean 14 minutos haciendo el amor sin parar, debe tener en cuenta que durante este tiempo se incluyen paradas para tomar otras posiciones, intercambio de caricias, exploración del cuerpo, juegos previos y otras actividades sexuales que deben incluirse en la relación sexual. Tenga presente que en su organismo existen reflejos que están sujetos a su control voluntario (por ejemplo el movimiento de sus extremidades, hablar, ir al baño entre otros) y hay otros reflejos que no se controlan (por ejemplo el latido del corazón, la respiración, la digestión y demás) y para el caso de las relaciones sexuales se establece que la erección sería un reflejo involuntario y la eyaculación un reflejo voluntario, que como cualquiera de los ejemplos anteriores requiere entrenamiento para manejarlo.
El problema de los eyaculadores precoces es como se dijo anteriormente la falta de control sobre el reflejo que lo hace eyacular y permite que este se presente de forma prematura al alcanzar un nivel mínimo de excitación. Para que un eyaculador precoz entre en un proceso de recuperación debe aprender a distinguir entre las sensaciones de erección, grado de excitación y eyaculación, así mismo debe conocer las sensaciones previas al orgasmo con el fin de manejarlas adecuadamente.
En todos los casos existen soluciones para este mal, no es una enfermedad permanente ni nada por el estilo, si usted está dispuesto a solucionar este problema lo puede hacer, recuerde que es mejor buscar tratamientos para la eyaculación precoz en las edades más tempranas del padecimiento, ya que en esos momentos es más fácil de solucionar.

Si desea recibir mas informacion sobre la eyaculacion precoz, ejercicios para la eyaculacion precoz y desea averiguar sobre las curas para la eyaculacion precoz existentes puede visitar este link www.NoMasEyaculacionPrecoz.com

¿Que opinas sobre este tema?