La eyaculación precoz es la disfunción sexual más común en la población masculina a nivel mundial, es el segundo motivo de consulta que más se presenta en los consultorios de sexólogos, se tiene un estimado de que al menos el 40% de la población masculina del planeta sufre o ha sufrido algún tipo de eyaculación precoz pero tristemente hay que decir que sólo un 10% busca algún tipo de tratamiento que le ayude a controlar y curar este mal, esto se presenta debido a que esta disfunción sexual viene acompañada por un sentimiento de vergüenza que hace que el paciente llegue a puntos donde niega su situación y evita hablar del problema incluso con la pareja, esto provoca que la disfunción sólo se asiente hasta destruir al paciente.
La definición que se utiliza actualmente para definir este problema es que el hombre tiene una dificultad persistente para controlar voluntariamente su reflejo eyaculador permitiendo la presencia del orgasmo de forma acelerada y esto puede presentarse antes, durante o dentro de los cinco minutos posteriores a la penetración de la pareja.
Una mejor explicación que nos puede dar una amplia idea de que es la eyaculación precoz es que el hombre no puede identificar las fases de excitación sexual. Durante las relaciones sexuales normales existen tres fases por medio de las cuales la excitación aumenta progresivamente hasta terminar en un orgasmo, estas fases son conocidas como excitación, meseta y orgasmo. La fase llamada “meseta” es aquella donde la pareja disfrute del placer sexual aumentando y disminuyendo la excitación a ésta le sigue el “orgasmo” que es en la que se produce el clímax y se presenta la eyaculación, ahora bien el eyaculador precoz no puede permanecer en la fase de la “meseta” sino que pasan de la fase de la excitación al orgasmo de forma rápida e incontrolada.
Existen dos tipos de eyaculación precoz donde puede clasificarse a los pacientes y es una forma en la que se puede saber cuánto tiempo ha tenido el hombre este problema:
Los eyaculadores de tipo primario padecen esta disfunción desde la adolescencia y no han tenido relaciones satisfactorias con ninguna pareja, se considera que la principal causa este tipo de eyaculación precoz es un mal aprendizaje al que se llegó por ejemplo con los hábitos de masturbación cuando el adolescente se da prisa por eyacular debido a falta de privacidad o represión social o familiar.
Los eyaculadores de tipo secundario son aquellos pacientes que durante su vida sexual tuvieron el control sobre su reflejo eyaculador, pero en algún momento de sus vidas lo perdieron por alguna causa como puede ser estrés, un shock emocional y en varios casos largos períodos de inactividad sexual.
La principal sugerencia para estos casos es buscar cuanto antes una cura para la eyaculación precoz que le permita recuperar el control de su vida sexual en poco tiempo y con seguridad de no ser una cura temporal.

Si desea recibir mas informacion sobre un tratamiento para la eyaculación precoz o ejercicios y desea averiguar sobre las curas para la eyaculacion precoz existentes puede visitar este link www.NoMasEyaculacionPrecoz.com

¿Que opinas sobre este tema?