Ha escuchado alguna vez: “la eyaculación precoz es culpa de la mente no del pene”. Bueno esta expresión suena mucho cuando se habla de este tema, pero si le pregunta a alguien que quiere decir con esto, la única contestación que se puede considerar acertada que pudiera recibir será algo como “tengo un nivel de estrés alto y por eso no me puedo concentrar en controlar mi eyaculación”. Para que se pueda hacer una mejor idea, vamos a hablar acá de como el cerebro funciona para que este problema surja y como se ve reflejado en los tipos de eyaculadores precoces.
Lo primero que debe saber que el cerebro se encarga de percibir y gestionar los impulsos sexuales relacionados con la excitación física y mental que se genera con el acto sexual, valga resaltar su cerebro es el que crea una imagen sexual que refuerza de forma positiva o negativa el acto como tal. Ahora bien, a diferencia de cuando se tiene relaciones con una pareja, a la hora de la masturbación la mente debe crear esta fantasía para lograr así la erección necesaria y por el tiempo adecuado para llegar a un orgasmo y en ocasiones esta autoexcitación está mal enfocada o controlada desde la adolescencia. Esto produce una sobreexcitación y una necesidad de eyacular en el menor tiempo posible creando así un cuadro de eyaculación precoz primaria, donde esta sobre excitación se queda ubicada en el glande creándole hipersensibilidad en el mismo.
Ahora bien ampliando la explicación de tipo cerebral le contamos que es este órgano se encarga de enviar los impulsos de excitación sexual al miembro y que logre tener una erección adecuada para la relación, cuando esta parte se completa, el mismo sistema se encarga de canalizar dicha excitación distribuyéndola por el resto del cuerpo. Al tener eyaculación precoz, el cuerpo no es capaz de canalizar esta excitación y la acumula toda en el miembro, en este proceso se ven involucrado el líquido pre-eyaculador, que es una secreción producida por las glándulas de Cowper y su misión es limpiar y lubricar la uretra antes de la eyaculación, cuando se tiene una falla en el control de la eyaculación, esta lubricación se da más rápido provocando que el semen tenga un mayor impulso para salir.
Si usted ha notado que los episodios de eyaculación precoz le suceden en momentos de gran tensión o estrés, o si en algún momento tuvo la oportunidad de masturbarse como en su adolescencia para ensayar después de un cuadro como este, y noto que aunque, estuviese solo, sin presiones por ser descubierto, y sin ninguna tensión mental aparente, el lapso entre excitación y eyaculación no duro más allá de 5 minutos o incluso menos, es momento de buscar una alternativa de tratamiento para la eyaculación precoz, que se enfoque en aprender a desaprender lo aprendido por su cerebro en cuanto al manejo de su eyaculación.

Si desea recibir mas informacion sobre la eyaculacion precoz, ejercicios para la eyaculacion precoz y desea averiguar sobre las curas para la eyaculacion precoz existentes puede visitar este link www.NoMasEyaculacionPrecoz.com

¿Que opinas sobre este tema?