La eyaculación precoz es un problema que afecta de alguna forma al 30% de la población masculina a nivel mundial, esta disfunción sexual es una de las más comunes y con más afluencia de parejas a los consultorios sexuales, valga decir que en realidad de los muchos afectados son muy pocos los que buscan un tratamiento, esto implica hablar del problema con alguien y es aquí cuando el eyaculador precoz se encuentra con el primer y más grande obstáculo que puede generar esta enfermedad, la vergüenza. La razón por la cual los hombres que sufren de esta enfermedad aíslen el problema o lo nieguen por lo general se debe a que esta disfunción trae consigo una serie de consecuencias psicológicas tales como sentimiento de vergüenza que muy pocos pueden superar, lo verdaderamente preocupante es que este miedo que se desarrolla impide ver que la enfermedad puede tener una fácil solución siempre y cuando el paciente cuente con una buena información sobre el problema.
Esta disfunción masculina puede definirse como que el hombre no es capaz de identificar ni controlar las fases de excitación sexual (existen tres excitación, meseta y orgasmo), esto hace que el hombre no pueda controlar el aumento y la disminución de excitación en la fase de la meseta sino que incontroladamente pasa de la excitación al orgasmo de forma acelerada, esto da lugar a un episodio de eyaculación precoz trayendo consigo consecuencias personales negativas como la angustia, la frustración, incomodidad y posiblemente si se deja avanzar demasiado este mal, habrá un completo aislamiento en cuanto a temas de intimidad sexual. Una forma fácil de saber si se tiene sexo saludable o no, es tener en cuenta que éste no está predeterminado por ningún lapso de tiempo sino que puede decirse que la eyaculación precoz se presenta cuando el hombre alcanza un orgasmo sin la intención de tenerlo.
El Tantra es una de las formas conocidas por las cuales se busca recuperarse de la eyaculación precoz, esta filosofía propone que esta disfunción sexual es el resultado de una energía bloqueada y que puede ser solucionada por medio de varias técnicas que consiguen desplazar esta energía por encima del bloqueo, esto logra que el hombre se sienta más balanceado y puede obtener mayor control a la hora de hacer el amor. Se debe tener en cuenta que esta disciplina se diferencia de las otras pues sus ejercicios están fundamentados en la interacción entre ambos miembros de la pareja y por lo tanto debe permitir el crecimiento personal y profundizar la intimidad.
Una de las teorías básicas de Tantra es que la energía sexual es la energía primordial de la vida, nos explica por qué esta energía puede estar atrapada en los centros de energía más baja y esto sucede por qué al ser el hombre biológicamente programado para distribuir sus genes tiene una gran afluencia de esta energía en su centro sexual. El momento ideal para poner en práctica estas soluciones es justo antes del clímax. El Tantra ofrece soluciones para las situaciones de eyaculación precoz las cuales involucran saber administrar bien el deseo sexual y la energía para poder desplazar hacia otras regiones del cuerpo por medio de los puntos de energía. Recuerde que esta técnica debe ser estudiada a profundidad por lo que se recomienda buscar un tratamiento para la eyaculación precoz que se encuentre más a su alcance.

Si desea recibir mas informacion sobre una cura para la eyaculación precoz o ejercicios y desea averiguar sobre las curas para la eyaculacion precoz existentes puede visitar este link www.NoMasEyaculacionPrecoz.com

¿Que opinas sobre este tema?