La eyaculación precoz, como cualquier otra enfermedad, tiene diferentes tipos de tratamientos, día a día se realizan cientos de estudios sobre la cura para la eyaculación precoz y aun así por lo general se recomienda tener una información completa que pueda servir para diagnosticar qué tan grave o tan avanzada se presenta la disfunción sexual en cada paciente. Es necesario decir que no existe mejor tratamiento para este tipo disfunción sexual que aquel que está combinado con algún tipo de ejercicio físico que puede ayudar a la recuperación del paciente.
Una de las técnicas más conocidas son los ejercicios de Kegel o ejercicios de contracción del músculo pubocoxigeo, reciben su nombre por el doctor Arnol Kegel, quien desarrolló estos ejercicios en la década de los 40 y aunque en un principio parecían sólo servir y estar recomendados para fortalecer el músculo pélvico en las mujeres, se descubrió que puede ayudar en otros temas como la incontinencia urinaria tanto para hombres como para mujeres y como ayuda en el tratamiento de la eyaculación precoz, además de que practicarlos también se puede prevenir este mal y conseguir mayor placer sexual por ambas partes.
La idea del ejercicio es traer un fortalecimiento de los músculos PC (pelvianos) que son los encargados de varias funciones, dentro de ellas se puede contar la del control sobre la eyaculación y la de controlar el flujo de orina. Para que esta técnica funcione lo primero que debe hacer es ubicar los músculos, para hacerlo de una manera fácil puede hacerlo al orinar debe intentar detener el flujo de la orina al hacerlo este músculo se tiempla para poder obstruir el canal de la uretra y esta ubicado en la parte inguinal o perineal, es decir en que el inicio de los testículos y el ano.
La forma de desarrollar el ejercicio es principalmente a través de la contracción y relajación de los músculos mencionados, de esta forma se logrará fortalecer y obtener un control sobre el reflejo eyaculador, se deben contraer y relajar con un lapso de cinco segundos en que cada repetición. Realizando 30 repeticiones al día el ejercicio tendrá mejores resultados, sin embargo se recomienda no realizar más de 100 repeticiones al día, también lo más recomendable es hacer el ejercicio con la vejiga vacía.
Como se dijo este ejercicio es para ayudar a la cura para la eyaculación precoz escogida y no es un tratamiento que pueda funcionar de forma independiente. Es necesario que tome una cura para la eyaculación precoz que sea eficiente y le permita recobrar el control de su cuerpo para tener una vida sexual plena y satisfactoria. Recuerde que la eyaculación precoz es el menor de los males que puede padecer y por lo general es el primer paso, esta disfunción es evolutiva y cambiante y puede generar problemas mayores al que inicialmente tuvo.

Si desea recibir mas informacion sobre un un tratamiento para la eyaculación precoz o ejercicios y desea averiguar sobre las curas para la eyaculacion precoz existentes puede visitar este link www.NoMasEyaculacionPrecoz.com

¿Que opinas sobre este tema?