La eyaculación precoz es la disfunción sexual más común entre los hombres y aunque es la segunda razón de consulta en institutos de sexología valga decir que es de las menos tratadas, esto sucede porque este mal viene acompañado de un fuerte sentimiento de vergüenza que hace que el hombre se sienta incómodo al hablar de este situación y por lo tanto evita comentarlo incluso con su pareja, esto sólo termina trayendo como consecuencia que el problema empeore, sin embargo se debe tener en cuenta que la mejor forma de tratar la eyaculación precoz es buscando una buena información para poder tomar una decisión correcta sobre el problema.
La eyaculación precoz puede definirse como una disfunción sexual masculina en la que el hombre no es capaz de identificar ni controlar las fases de excitación sexual, por lo que pierde control sobre su reflejo eyaculador y eyacula antes, durante o dentro de los cinco minutos posteriores a la penetración de la pareja, esto trae consecuencias devastadoras para la persona, pues afecta su concepto de sí mismo y puede llevar a la persona sufrir serios trastornos mentales.
Valga recordar que al buscar información sobre este problema existe un sinfín de puntos de vista que pueden provenir de cualquier lado y es por eso que surgen los llamados mitos con los cuales se debe tener mucho cuidado. Uno de los mitos más sonados que existe con el tema de la eyaculación precoz es aquel que nos dice que las sustancias alucinógenas como la marihuana, el alcohol, y otras drogas psicoactivas pueden ser un buen tratamiento para esta disfunción, esto sale a relucir porque dichas sustancias tienen dentro de sus efectos secundarios la facilidad de alterar los tiempos de respuesta de los reflejos del paciente y por lo tanto frente a los estímulos externos respondemos más lentamente. Al ser la eyaculación un reflejo como cualquier otro, este también se ve afectado por la ingesta de drogas.
Es verdad que en el momento en que se ingieren estos estimulantes el efecto causado es el que se menciona, pero a largo plazo este tipo de sustancias pueden generar consecuencias como la disfunción eréctil, la pérdida del deseo sexual y agravar aún más el problema de la eyaculación precoz, sin contar lógicamente con la obvia presencia de una adicción.

Por todas estas razones y bajo ninguna circunstancia puede decirse que la ingesta de estas drogas ya sean legales e ilegales solucionarán la eyaculación precoz, pues existen una gran cantidad de tratamientos que en formas naturales ayudarán a resolver el problema sin traer consecuencias secundarias y arruinar el cuerpo el paciente. Escoja tratamientos para la eyaculación precoz que se adecuen a sus circunstancias actuales y que no le ocasionen mayores problemas de salud.

Si desea recibir mas informacion sobre una cura para la eyaculación precoz o ejercicios y desea averiguar sobre las curas para la eyaculacion precoz existentes puede visitar este link www.NoMasEyaculacionPrecoz.com

¿Que opinas sobre este tema?