La eyaculación precoz es una de las más frecuentes disfunciones sexuales que se presenta en el hombre, se calcula que el 50% de los hombres a nivel mundial menores de 50 años la padecen y/o tienen síntomas iniciales y que es más marcada en edades entre 20 y 30 años. Teniendo en cuenta que el hombre es un ser que aprende por experiencia, a medida que pasa el tiempo aprende a retrasar la eyaculación por lo que es menos común encontrar hombres de avanzada edad que tengan problemas con esta disfunción sexual.
Anteriormente cuando se empezó a considerar la eyaculación precoz como una disfunción sexual se utilizaba un método diagnóstico en el cual se consideraban eyaculadores precoces a aquellos hombres que requerían una mínima cantidad de movimientos pélvicos para alcanzar el orgasmo sin embargo este método no era funcional, por lo que surgió el diagnóstico basado en el tiempo que se tardaba en alcanzar un órgano tomando como base un tiempo de cinco minutos, si el hombre eyaculaba antes de esto era considerado eyaculador precoz pero nuevamente este método también volvió a fallar. Por último se consideró que la eyaculación precoz podría diagnosticarse por el grado de satisfacción sexual de la mujer, es decir que ella alcanzará el órgano antes de que él lo hiciera, el problema que planteo este medio de diagnóstico era la anorgasmia femenina, el hombre siempre padecería de eyaculación precoz sin tener en cuenta si ella era la del problema, a este último se le conoció como la dictadura del orgasmo. Con el tiempo también se desechó este método y hoy en día la eyaculación precoz puede dictaminarse siguiendo un esquema de síntomas entre los que se encuentran los siguientes:
1. La eyaculación se presenta con poca estimulación sexual y ningún control.
2. Ausencia de placer sexual por falta de control sobre la eyaculación.
3. Sentimiento de culpa, vergüenza o frustración.
4. Insatisfacción del hombre y la pareja con respecto a los tiempos en que se produce el orgasmo.
La eyaculación puede definirse como aquella disfunción sexual masculina donde el hombre es incapaz de lograr un control voluntario sobre el reflejo eyaculador, esto sucede por qué el paciente no es capaz de identificar las fases del acto sexual y por lo tanto no logra permanecer en la fase de la meseta (que es donde la pareja disfruta del placer sexual aumentando y disminuyendo la excitación) sino que en lugar de esto sufre de una acelerada excitación y una pronta presencia del orgasmo.
Esta disfunción como muchas otras tiene soluciones al alcance de la mano, un ejemplo son las pastillas para la eyaculación precoz que le permitirán recobrar el control de su vida sexual, es aconsejable en este sentido buscar pastillas naturales que no le generen efectos secundarios desagradables.

Si desea recibir mas informacion sobre la eyaculacion precoz ejercicios para la eyaculacion precoz y desea averiguar sobre las curas para la eyaculacion precoz existentes puede visitar este link www.NoMasEyaculacionPrecoz.com

¿Que opinas sobre este tema?