En otros artículos hemos hablando de los hechos y costumbres de otro países. Ahora ha llegado el momento de hacer un breve repaso por las curiosidades históricas que más nos han llamado la atención.

www.sexshoplelo.net

Comencemos por la antigua Grecia donde los penes pequeños y firmes eran admirados, mientras que los grandes eran considerados poco estéticos. También en aquella época, durante los rituales de Príapo se desfilaba en procesión llevando falos de madera de diversos tamaños y se lanzaban higos a la multitud. El pene más grande se transportaba en un carro tirado por los jóvenes “falóforos”.

También, una palabra aún en uso, proviene de la época. La palabra sífilis que nace de una poesía escrita por Girolamo Fracastoro titulada Syphilis sive Morbus Gallicus, en la que Apolo castigaba al pastor Sífilo con esa terrible enfermedad.

Por su parte, en el medievo tenían una extraña teoría sobre el esperma. Durante la época medieval se creía que tanto los hombres como las mujeres producían espermatozoides. Y en la misma época medieval la doctrina cristiana ordenaba que el coito debiera ser evitado a toda costa, ya que era sólo para procrear y no se debía sentir placer durante el acto sexual. Durante cientos de años la única posición aceptada por la Iglesia Católica para tener sexo era la posición del misionero.

Posteriormente en París, después del año 1635, a las prostitutas se les castigaba con latigazos, se le rapaba la cabeza y se les expulsaba de la ciudad.

Y ya en el s. XVII, algunos doctores sostenían que los penes muy cortos se debían a que la madre naturaleza tomaba de este órgano el material que faltaba para completar otras partes del cuerpo. Por el contrario, los largos eran producto del tejido sobrante.

Por lo que vemos, antes se rendía culto a los miembros pequeños, mientras que ahora se hace lo posible para un alargamiento de pene.

Las leyes en Inglaterra siempre fueron de las más llamativas; hasta 1884, una mujer podía ser arrestada por negarle el sexo a su esposo. También, durante la época Victoriana se les consideraba enfermas a las mujeres que tenían su menstruación y se les obligaba a permanecer en cama. Además en la antigua Inglaterra la gente no podía tener sexo sin contar con consentimiento del Rey (a menos que se tratara de un miembro de la familia real). Cuando la gente quería tener un hijo debían solicitar un permiso al monarca, quien les entregaba una placa que debían colgar fuera de su puerta mientras tenían relaciones. La placa decía “Fornication Under Consent of the King” (F.U.C.K.). Ese es el origen de la palabra.

Pero paradójicamente los juguetes eróticos era parte de la vida cotidiana de las mujeres.

Pero si investigamos en la antigua Babilonia se permitía a los hombres ofrecer a sus esposas como pago colateral por un préstamo

y el llamado código de Hammurabi, castigaba a la mujer que era violada sexualmente. Si una mujer casada era violada, se consideraba este hecho como un acto de adulterio por parte de la mujer. Ella y el violador eran sentenciados a morir ahogados.

En el s. XVII, algunos doctores sostenían que los penes muy cortos se debían a que la madre naturaleza tomaba de este órgano el material que faltaba para completar otras partes del cuerpo. Por el contrario, los largos eran producto del tejido sobrante.

Como vemos, hoy, y como decía la vieja canción, “los tiempos han cambiado que es una barbaridad”.

¿Que opinas sobre este tema?