Desde la antigüedad el hombre ha buscado en la naturaleza elementos que pudieran servir para tener una mayor potencia sexual o la manera de conquistar a sus parejas. Pero…¿Son los afrodisíacos un mito?

Existen miles de leyendas de qué tipo de alimento, bebidas o fragancias son infalibles para tener unas relaciones sexuales fuera de lo común. Intentaremos desmitificar algunas y repasar otras que se han utilizado a lo largo de la historia.

Decir antes que los encuentros sexuales con elementos naturales externos son para muchas parejas algo ya de por sí afrodisiaco, ya que le ponen esa chispa que de vez en cuando falta en las relaciones sexuales.

Enemigos como el stress, la falta de tiempo, o no llevar una vida sana, conduce irremediablemente a un sexo sin calidad, y que poco a poco estará abocado al fracaso. Por ello es muy importante introducir en nuestros encuentros elementos afrodisiacos. Es una solución a la vez que una innovación.

Desde la antigüedad  se ha relacionado a ciertos elementos de la naturaleza a aquellos que les recordaban a los propios órganos sexuales, pero no por ello son afrodisiacos, No hay que olvidar que la palabra “afrodisiaco” palabra que proviene de la diosa griega del amor, fecundidad y energía, Afrodita

Así, desde tiempos remotos, los seres humanos han relacionado elementos de la naturaleza, cuya forma hacen recordar a los órganos sexuales, con situaciones relacionadas a la sexualidad.

En conclusión, símbolos fálicos y vaginales, algunos que recuerdan a la imagen de la mucosa genital y aquellos que parecieran ser símiles del cuerpo femenino son algunos de estos elementos.

Así, y a modo de ejemplo, se han considerado históricamente afrodisiacos los siguientes alimentos: las trufas, ostras, espárragos, caviar, apio, cacahuetes, nueces, almendras, ajos, habas, recula, plátano, chocolate, zanahoria, miel, mostaza, piña, vainilla y vino.

En realidad científicamente no se ha demostrado propiedades afrodisiacas en ninguno de ellos. Pero la autosugestión puede hacer milagros.

Después de repasar lo que la historia nos cuenta, ha llegado el momento de decir que si existen en el mercado muchos tipos de afrodisiacos que sí son efectivos y además ponen un toque muy sensual a cada uno de nuestros encuentros sexuales. Desde capsulas, diluibles, potenciadores de semen, cremas retardantes y vigorizantes, inciensos, infusiones, o perfumes. Todo ello lo podrás encontrar en nuestra página

¿Que opinas sobre este tema?